No te canses en el trabajo.



Trabajar en una oficina no te salva de dolores corporales aunque no hagas esfuerzos excesivos, ya que estar en tras un escritorio en una postura prolongada y haciendo los mismos movimientos tan repetitivamente, empieza a causar problemas.

Y aunque no lo creas, el mobiliario y tus herramientas que tienes para trabajar, son las inadecuadas o la manera en que lo utilizas  son las que te provoca cansancio.

Aquí te damos unos consejos, para que puedas trabajar sin cansarte:

Posición ante el monitor:
La postura correcta frente al monitor de tu computadora, es centrando el torso frente al monitor, alineando verticalmente los oídos con la espalda y con los hombros, con los pies horizontales sobre el piso.

Tu silla de trabajo:
La altura correcta de la silla debe ser cuando los ojos estén al nivel de la parte superior del monitor. Además de que debe ser una silla ajustable y acojinada para que tengas siempre apoyada la parte baja de la espalda.

El teclado

Eleva el teclado y ajusta su inclinación para que los dedos, muñecas y codos se mantengan alineados horizontalmente. No sobreflexiones las muñecas ni teclees en posiciones difíciles.

El monitor:

No trabajes con una pantalla cubierta de polvo; limpia el monitor semanalmente y evita los molestos reflejos de las lámparas de la oficina, cambiando la posición del monitor o usando un protector de pantalla.

Tu escritorio:

La altura del escritorio o mesa de trabajo debe permitirte teclear con los antebrazos en un ángulo de 90 grados en relación al abdomen.

Add a Comment