No te vuelvas loca con las rebajas


¿Sabes qué hay que hacer para hacer de tus rebajas unas ‘súper rebajas’? Aquí te damos algunos consejitos para que no pierdas la cabeza.

  • Antes de nada y como te hemos dicho anteriormente colócate frente a tu armario y enumera las cosas que realmente te hace falta.
  • Busca prendas que se vayan a llevar la próxima temporada, para estirarlas lo más posible o si me permites adquiere prendas que sean atemporales y que sepas que nunca pasaran de moda.
  • Si no estás muy segura de lo que se va a llevar, improvisa: tener estilo propio y pasar de las tendencias es una marca de identidad.
  • Hazte con aquello que un día soltaste gritando en una tienda y saliste corriendo por su desorbitado precio y que ahora aplicado el descuento entra dentro de tus planes. Es decir date un caprichito.
  • Si no encuentras nada, que te llegue a convencer, no desesperes: muchas tiendas sacan la artillería pesada pasadas unas semanas, para azuzar un poco las ventas y entrar dentro de la ‘marabunta rebajil’ ¡Paciencia!
  • Guarda en el monedero un post-it en el que se lea: “No por más barato es mejor” Tienes que tener en cuenta que una prensa rebajada puede convertirse en algo muy caro e inútil si nunca llegas a usarlo.
  • En algunos sitios encontrarás que no hacen devoluciones con las prendas rebajadas: no te olvides de preguntar, mira bien los tickets y guárdalos a buen recaudo.
  • Verifica que la prenda no esté rota y tenga todos los botones y cremalleras. Es súper habitual que en la ‘guerra rebajil sin tregua’ la ropa se rompa o se estropee.
  • No olvides que las etiquetas siempre tienen que llevar apuntados los dos precios, el precio al que estaba antes de aplicarle el descuento y el rebajado. De no ser así el comerciante podría ser sancionado y denunciado.
  • Aprovecha y ve por la mañana y entre semana. Ni te imaginas las colas que se hacen en los probadores y cajas pasadas las tres de la tarde…

Add a Comment