Orgasmo, lo que siempre quisiste saber


Un orgasmo es una de las sensaciones más placenteras que existen y se puede experimentar al sostener una relación sexual, por medio de la masturbación o de las caricias personales o compartidas. De acuerdo con estudios que se han hecho al respecto, algunas personas pueden tener varios durante una sola sesión, mientras que otras, por diversas razones, nunca llegan a sentir uno.

Sin embargo, aquellos que sí lo han experimentado coinciden en afirmar que es una sensación maravillosa que invade todo el cuerpo y que es como una explosión seguida de un relajamiento total. Aquí te presentamos las 5 cosas que siempre quisiste saber sobre el orgasmo.

1. ¿Qué es un  orgasmo?

Definir un orgasmo no es tarea fácil, ya que se trata de una sensación subjetiva que cada quien experimenta de forma diferente; existen diversas definiciones, entre ellas:

• Un intenso y a la vez placentero sentimiento de placer físico que los seres humanos experimentan como culminación o “climax” de la estimulación y excitación sexual.

• Es la fase en la que se distinguen un componente físico (contracciones involuntarias del músculo esquelético y del músculo liso de las vísceras, especialmente en los órganos sexuales pélvicos) y uno emocional (sensación subjetiva de placer).

Pero existen muchas más y varían de acuerdo con la opinión del experto o persona que la exteriorice. Tú misma, de acuerdo con tu experiencia, debes tener un concepto para definir el orgasmo.

2. Qué ocurre durante el orgasmo

Una mujer experimenta un orgasmo cuando su útero, la vagina y los músculos pélvicos pasan por una serie de contracciones rítmicas. Para la mayorfa de mujeres estas contracciones son placenteras. Cuando el orgasmo concluye, el clítoris, que se ha expandido, vuelve a su tamaño normal en menos de 10 minutos. Además, la respiración se vuelve intensa, agitada y rápida.

Las pulsaciones suben en intensidad y cantidad, los músculos profundos y superficiales del área genital se contraen; los dedos de los pies tienden a curvarse. En el hombre, la próstata se contrae vigorosamente y se produce la expulsión de los Iíquidos que forman parte de la eyaculación. Luego, casi inmediatamente, los músculos que envuelven al pene, se contraen. Las primeras dos o tres expulsiones son fuertes y expelen casi el ochenta por ciento del semen; son seguidas por contracciones más pequeñas.

3. ¿Varios tipos de orgasmo?

Se ha llegado a afirmar que existen varios tipos de orgasmo dependiendo del lugar donde se produzca, ya sea por manipular el clítoris o por la introducción del pene en la vagina, sin embargo la opinión predominante en la actualidad es que existe un solo tipo de orgasmo y en éste interviene siempre el clitoris. Lo anterior se debe a que las raíces de este órgano (el más sensible del cuerpo femenino y cuya única función es generar placer cuando se le acaricia) se extienden hasta la entrada de la vagina, y durante la penetración el pene lo manipula indirectamente provocando el orgasmo. Eso sí, las formas de estimulación pueden varias dependiendo de los gustos de cada mujer, generando que el orgasmo se dé con mayor rapidez si se lleva a cabo por medio de la masturbación, las caricias de la pareja o la cópula. Por otro lado, el cuerpo femenino es susceptible de excitación desde los pies a la cabeza, por lo que algunas afortunadas lo han alcanzado a través de la estimulación del pecho, al imaginar escenas eróticas o con un simple cruce de piernas, sin embargo son una minoría que gozan de mayor sensibilidad y capacidad mental para enfocarse en las sensaciones placenteras.

¿Cómo alcanzar el orgasmo?

Es bien sabido que la facilidad que tienen los hombres de alcanzar el placer máximo no es la misma para las mujeres. De hecho, muchas se obsesionan de tal manera que ellas mismas son las que se impiden poder disfrutar de él. Mujeres, iatención!, cuando esperan demasiado del orgasmo inconscientemente lo que hacen es evitar que llegue. Sí, todo es cuestión de mente. Seguramente, la primera vez que experimentes uno será por sorpresa y te sentirás tan bien, que desearás repetir. Por eso, facilítale el camino, muéstrale como llegar a ti cada vez que lo reclames. ¿Cómo?, sobretodo evitando obsesionarte con ello. Relájate, déjate llevar y disfruta del momento.

2 Comments

Add a Comment