Osteoporosis. ¿Qué es y como tratarla?


osteo.jpgOsteoporosis

Definición:
La osteoporosis es una enfermedad del sistema esquelético caracterizada por la disminución de la masa ósea y deterioro estructural del tejido óseo, con el consiguiente aumento de la fragilidad del hueso y de la susceptibilidad para desarrollar fracturas.

Cualquier hueso del esqueleto puede lesionarse, salvo los del cráneo, aunque las fracturas más frecuentes son las de la cadera, muñeca y los aplastamientos vertebrales.

La osteoporosis es una enfermedad propia de las personas en edad avanzada, especialmente mujeres.

Se calcula que el 30% de las mujeres posmenopáusicas tendrían osteoporosis, cuya incidencia aumenta exponencialmente con la edad a partir de los 70 años.

La menopausia representa una de las principales causas de osteoporosis, a causa de una disminución de los niveles de estrógenos.

Factores:

De los múltiples factores que contribuyen a disminuir la densidad ósea podemos destacar:

* Menopausia: la disminución en la secreción de estrógenos que ocurre en esta etapa determina un aumento en el recambio óseo. Esto ocasiona una aceleración de la pérdida de masa ósea.
* Edad: a partir de los 35 a 40 años se produce una pérdida fisiológica de hueso (alrededor del 0.5 – 1% anual).
* Andrógenos: la deficiencia de esta hormona en el varón conduce a la osteoporosis.
* Sexo: la masa ósea al finalizar el desarrollo es menor en la mujer que en el hombre.
* Corticoides: los niveles elevados de corticoides, ya sea endógeno (Síndrome de Cushing), como exógeno (medicamentos) cursan con osteoporosis con elevada frecuencia.
* Hormona tiroidea: aumenta el recambio óseo, potenciando las pérdidas; de ahí el riesgo que entrañan los Hipertiroideos.
* Dieta: pobre en calcio y vitamina D, sobre todo si ocurre durante el crecimiento.
* Ejercicio físico: su falta durante el desarrollo dificulta la adquisición de una masa ósea adecuada. El sedentarismo, a cualquier edad, aumenta el riesgo de osteoporosis.
* Hábitos sociales: el tabaco, el alcohol y el café, favorecen el desarrollo de esta enfermedad

Cuadro clínico:

La aparición de fracturas, con las consiguientes manifestaciones acompañantes (dolor, impotencia funcional, deformidad) constituye el rasgo clínico fundamental de esta enfermedad.

* Dolor. El dolor es el principal síntoma. En las fracturas de los huesos largos, como el fémur o el radio, se produce en forma brusca e intensa. En los aplastamientos vertebrales pueden distinguirse dos tipos de dolor: uno agudo, intenso y bien localizado; y otro sordo, continuo y de localización difusa. El primero, suele aparecer de forma brusca tras sufrir un mínimo traumatismo o realizar un pequeño esfuerzo (toser, levantar peso, agacharse), localizado en la línea media de la espalda y que aumenta con la movilización. Tras los primeros aplastamientos el dolor llega a ceder totalmente, aunque cuando se han sucedido varios episodios puede quedar un dolor de tipo crónico, persistente y que suele ser de menor intensidad que el anterior. Probablemente el origen de este dolor radica en la contractura mantenida en los músculos de la región afectada.
* Deformidad. La acumulación de fracturas vertebrales provoca una serie de cambios en la estructura corporal. Suele decirse que cada compresión vertebral provoca la pérdida de 0,5 a 1 cm de altura, por lo que no es de extrañar que exista una disminución progresiva de la talla que, en ocasiones, puede superar los 10 cm.
* Alteración de la movilidad. Además de la restricción de la movilidad que impone el dolor, la sucesión de aplastamientos vertebrales provoca una serie de modificaciones en el hábito corporal que pueden dificultar la función respiratoria, la postura y la marcha, que se realiza a pasos cortos y arrastrando los pies.

Tratamiento:

Sin duda el mejor tratamiento lo constituye la prevención.

El ejercicio físico, dentro de las limitaciones que imponga el estado de cada persona, representa una buena medida preventiva. Pasear durante 30 a 60 minutos, 3 a 4 veces por semana, podría ser suficiente. También son útiles los ejercicios dirigidos a tonificar la musculatura de la espalda.

Debe aumentarse la ingesta de calcio, ya sea a expensas de productos lácteos o mediante la administración de sales de calcio. También deben cubrirse los requerimientos mínimos de vitamina D.

En situación de menopausia, los estrógenos disminuyen claramente la pérdida de masa ósea y reducen significativamente la incidencia de fracturas vertebrales y de cadera (alrededor del 60%).

Además, mejoran los síntomas menopáusicos y reducen hasta en un 50% la incidencia de enfermedades cardiovasculares. Este tipo de tratamiento exige la realización de controles ginecológicos y mamarios cada 12 meses.

Cuando no es posible el empleo de estrógenos (ancianos, mujeres de más de 5 años de menopausia y varones que no requieran de testosterona),puede administrarse difosfonatos o calcitonina.

Estos medicamentos han demostrado su capacidad para prevenir la pérdida de masa ósea, y disminuirían la incidencia de fracturas vertebrales y de cadera.

Los episodios de dolor (fracturas) deben tratarse con analgésicos y reposo durante 2 semanas (dependiendo de cada caso). Puede ser de utilidad el uso de calor local, así como el uso de corsés ortopédicos.

Prevención:

Las medidas preventivas deben dirigirse a conseguir el máximo capital óseo durante el período de desarrollo y a contrarrestar, en la medida de lo posible, los factores causantes de la pérdida posterior de hueso.

Para ello, se deben seguir desde la infancia las recomendaciones descriptas en el tratamiento, ejercicio físico, ingesta adecuada de calcio y vitamina D, y corregir los factores de riesgo.

La administración de vitamina D y calcio reduce en un 50% la incidencia de fractura de cadera en mujeres mayores de 75 años.

Por último se puede adaptar una serie de medidas sencillas para reducir la frecuencia de caídas: adecuar el entorno de los ancianos (eliminar alfombras, acondicionar los cuartos de baño), mejorar los problemas visuales (cataratas) y evitar los medicamentos sedantes, entre otras.

One Response

Add a Comment