Otra víctima de la anorexia


ana-carolina-reston.jpg La modelo brasileña Ana Carolina Reston falleció víctima de anorexia y de una infección generalizada provocada por su extremada debilidad.

La modelo de 21 años, de 1.74 metros de altura y 40 kilos de peso, estaba internada en un hospital desde octubre por una infección urinaria que se transformó en insuficiencia renal y después en infección generalizada. Reston fue enterrada ayer en la localidad de Pirapora do Bom Jesus, a 54 kilómetros de la capital, en la tumba, informó la página de internet del diario O Globo.

Ella ya no tenía ninguna resistencia y los remedios no hacían más efecto debido a su extremada debilidad“, dijo Mirthes Reston, la tía de la modelo que trabajaba para la agencia L’Equipe, una de las mayores de Brasil.

La directora de L’Equipe, Lica Kohlrausch, informó que Ana Carolina llegó a participar en un catálogo para el diseñador Giorgio Armani en Japón.

Poco después, la corresponsal de la agencia me llamó para decirme que Ana Carolina estaba muy flaca. Eso me dejó preocupada pues fue manifestado por una persona acostumbrada a trabajar con modelos, y consideramos que era mejor que volviera (a Brasil)“, dijo Kohlrausch.

Modelo desde los 13 años, Ana Carolina ya había trabajado, además de Japón, en México, China y Turquía, pero últimamente estaba demasiado delgada pues sólo comía manzanas y tomates. Una vez cada cuatro o cinco meses comía su plato favorito, feijoada, elaborado con frijoles y carne de cerdo.

O globo informó que la modelo tenía un índice de masa corporal de 13.21, lo que significa que estaba por debajo de lo normal requerido por la Organización Mundial de la Salud, que varía entre 18.5 y 24.

Este año la anorexia fue el tema de discusión en las principales pasarelas del mundo después de que la modelo uruguaya Luisel Ramos, de 22 años, falleciera durante la Semana de la Moda de Montevideo a causa de este trastorno alimenticio.

El mínimo de masa corporal que pidió la pasarela más importante en España, Cibeles, para desfilar fue de 18, lo que causó la molestia de los organizadores del Fashion Week de Londres y Milán, quienes en su momento comentaron que no iban a dejar de utilizar modelos delgadas porque es una decisión que debe tomar el diseñador.

Con la muerte Ana Carolina Reston, el próximo año seguirá en la mesa el debate sobre la anorexia y la bulimia en las pasarelas del mundo.

Via Reforma

One Response

Add a Comment