Para un cutis extra suave.


¿Quién no quisiera tener un cutis extra suave? Esto puede ser posible, con la siguiente receta casera y dile adios al rostro apagado para llenarlo de vida.

Si notas que la piel de tu rostro necesita un extra de suavidad, cuece en leche una manzana pelada; una vez fría, machaca la pulpa y aplícatela sobre la piel (evitando la zona de ojos y boca).

Déjala actuar 20 o 25 minutos, aprovechando ese tiempo para relajarte; finalmente, retira los restos con agua tibia. Notarás tus rasgos mucho más descansados y suaves.

One Response

Add a Comment