Para unas rodillas bonitas.


Las altas temperaturas invitan a despojarnos de la ropa y es ahora cuando las piernas, indefectiblemente, pasan a ocupar un primerísimo lugar y todos los cuidados son pocos para que luzcan bonitas y cuidadas. Sin embargo, hay una parte de ellas a la que, en muchas ocasiones, no prestamos toda la atención que debiéramos: las rodillas.

Te contamos cuáles son los problemas más comunes que se te pueden presentar y los trucos de belleza más eficaces para combatirlos:

Al estar recubiertas por una piel algo más gruesa, muchas veces pueden presentar un aspecto rugoso y grisáceo. ¿Cómo solucionarlo? Pues cada dos días frótalas con medio limón porque su ácido cítrico, además de ayudar a disolver las células muertas, contribuye a blanquear un poquito la zona.

También va muy bien alternar este remedio casero con una exfoliación suave mediante un guante de crin o lufa. Si a esta sencilla operación le añades una hidratación diaria, muy pronto recuperarán su suavidad y tersura.

One Response

Add a Comment