Pedicure casero en 7 pasos.


¿Quieres que tus pies siempre estén bien presentables? Aquí te decimos cómo hacerte un pedicure paso a paso, sólo tienes que dedicarles quince minutos una vez por semana y ya no tendrás de qué preocuparte?

1.- Elimina el esmalte anterior con un algodoncito lleno de quitaesmalte.

Hoy en día existen en el mercado quitaesmaltes con formulas que no son tan fuertes y agresivas para las uñas.

2.- En una cubeta o en un recipiente donde te quepan los pies, pon un poco de agua tibia, una cucharada de sal de grano y rodajas de limón para ablandar la cutícula y las callosidades.

Sumerge tus pies.

3.- Después de 15 minutos sécalos suavemente,  con una piedra pómez, elimina  todas las asperezas y callosidades con movimientos firmes y enérgicos. Pon especial atención a los talones .

4.- Con un palito de naranjo, empuja hacia atrás  las cutículas. Ojo, nunca cortes, podrías provocarte una infección.
Hay cremas que son especiales para la cutícula, solo la aplicas y la dejas por un rato y remueven la cutícula.

5.- Corta las uñas de forma resta y límalas.

Se recomienda que lo hagas con una lima de cartón por que las de metal las lastiman. Y a parte tu piel esta sensible en estos momentos.

6.- Utiliza un separador de uñas (si no tienes, ponte bolitas de algodón entre los dedos) y dales dos capas  de tu barniz favorito, cuidando que sequen muy bien entre capa y capa.

7.- como toque final, ponles bastante crema humectante y listo. ¡A presumir tus pies!

13 Comments

Add a Comment