Pelo rubio con mechas, ¿sabes cómo cuidarlo?


Pasan los años, las modas, las temporadas, pero hay un color que siempre tiene su hueco en peluquería. Y es que parece que el rubio no pasa de moda. Un tono que muchas mujeres consiguen y matizan gracias al uso de las mechas, los reflejos o el tinte. Si estás entre ellas, toma nota, pues debes saber que requiere, por sus características, unos cuidados especiales.

  • Dos tonos. El mayor problema del cabello claro con mechas es que, tras varios retoques, acaba quedando demasiado rubio. Para evitarlo, ¿por qué no pruebas con mechas bicolor? Nada como elegir un buen colorista que mezcle ocasionalmente mechas más oscuras con las más claras para mantener un tono similar entre retoque y retoque.

  • Sólo en una zona. Para dañar menos el pelo, se puede limitar el uso de mechas a la zona que rodea la cara, lo que ilumina las facciones sin cargar el cabello de demasiado color.

  • Cuidado en la piscina… El peor enemigo de las mechas claras es el cloro, que puede dejar un residuo de color verdoso sobre el cabello. Para evitarlo, hay que usar un protector además de un gorro de baño, y aclarar muy bien el cabello con agua dulce tras el baño.
  • Y con el sol. El sol, sobre todo en verano, puede ser un gran aliado de este cabello, al aclararlo de forma natural, pero siempre que no olvides que sus rayos resecan y deshidratan el pelo en extremo.

Add a Comment