Perdidas de orina durante el embarazo.


embarazo

Un estornudo, una sesión de risoterapia con las amigas o un simple tosido pueden convertir una amena velada en un algo que no te deje disfrutar de nada si se escapan unas gotitas de orina justo después. Las pequeñas pérdidas de orina surgen por el debilitamiento de losmúsculos del suelvo pélvico. Músculos que se debilitan como consecuencia del embarazo, el parto y la menopausia.

¿Por qué se producen?

Por el debilitamiento de los músculos del suelvo pélvico. Durante el embarazo los músculos del suelo pélvico sufren una sobrecarga debido al peso y la presión que ejerce el bebé en el útero.
El parto, otras de las causas de este mal femenino, sobre todo si es vaginal, puede provocar la ateración de fibras musculares que afectan a los músculos de la vejiga.
Durante la menopausia, el organismo de la mujer deja de producir estrógenos, lo cual puede contribuir a la aparición de las pequeñas pérdidas.

¿Y después del parto?

Después del parto, los síntomas desaparecerán en el 70 por ciento de los casos, pero generalmente esto no ocurre de manera inmediata, sino que se precisan meses o hasta un año para su resolución.
Aunque la tendencia general es hacia la mejoría en la intensidad de la pérdida durante el primer año tras el nacimiento, en algunas mujeres la incontinencia puede persistir en el tiempo, precisando un tratamiento médico o quirúrgico para mejorar el problema.

¿Cómo puedo prevenir la incontinencia urinaria?

El mejor sistema de prevención son los ejercicios de suelvo pélvico que tienen como objetivo fortalecer los musculos de la zona ofreciendo un mejor soporte para las estructuras pélvicas. El músculo que hay que trabajar es el mismo que habría que contraer para poder cortar la micción mientras se está produciendo ésta.

Los ejercicios consisten en la contracción/relajación del músculo pubococcígeno y deben realizarse en repetidas ocasiones para aumentar su fortaleza y resistencia. Probablemente te lo enseñaron en las clases de preparación al parto. Al inicio se recomiendan series de 10-20 contracciones/relajaciones varias veces al día. Lo ideal sería alcanzar las 200 repeticiones diarias.

También es fundamental no fumar y tener un buen control del peso durante el embarazo.

¿Cómo lo puedo tratar?

  • Tratamiento farmacológico: Indica en aquellos casos en los que las medidas anteriores han resultado ineficaces. Nunca deben ser utilizados durante la gestación ni la lactancia y debe ser el médico el que lo prescriba.
  • Tratamiento quirúrgico: Se utiliza sobre todo en los casos de incontinencia de esfuerzo y se reserva para aquellas situaciones en las que las medidas anteriores no han dado resultado.

Add a Comment