Pies saludables y en forma


Son pequeños, pero extremadamente fuertes, soportan diariamente el peso de todo el cuerpo y además tienen la habilidad de caminar, brincar, son básicos para realizar pasos de baile y cuando se encuentran enfundados en una sandalias altas y escotadas son la imagen más sexy que podemos mostrar. Los pies deben cuidarse desde temprana edad para eliminar malos hábitos al caminar, ya que si consideramos que una persona promedio realiza esta actividad por varios miles de metros, podemos creer que al año los pies han recorrido cerca de mil kilómetros sin demostrar ninguna fatiga excesiva.

No hay que olvidar que los pies son extremadamente sensibles, por ello debemos elegir calzado que les favorezca de acuerdo a su ancho y largo. Siempre hay que elegir zapatos que sean cómodos y no justos, ya que esto provoca deformaciones en ellos como son los juanetes y callos. Se deben comprar por las tardes cuando el pie está ligeramente hinchado y tiene su tamaño real. Los medios números mayoría de los zapatos sólo indican que éste es más ancho que el número neto, por lo que muchas mujeres resultará más fácil de po

Un pie sano es aquel que no es forzado a lizar tacones a diario, ya que esto deforma la función del arco que es la de amortiguar movimiento del paso.

Los zapatos deben tener un tacón no más de 5 cm. para lograr un buen desarrollo la pisada y, en el caso de las sandalias, estas deben permitir que los dedos del pie se sientan libres, ya que las tiras ajustadas y los lazos apretados los hacen malformarse. Por ello es importante contar con dos pares de zapatos del mismo tono porque éstos deben intercambiarse a diario para evitar falta de hidratación en el calzado.

Add a Comment