Polvo de Diamantes para el cutis


cutis.jpg Belleza y lujo se han unido en la India para diseñar el último grito en estética: tratamientos faciales con rubíes, esmeraldas, perlas, diamantes y otras piedras preciosas que ayuden a conseguir un cutis de ensueño.

La estética no deja de sorprendernos con nuevos artículos que prometen hacernos más bellas, pero en la India la novedad no son productos desarrollados con la más avanzada tecnología, sino la aplicación en la piel de joyas, también utilizadas por la medicina tradicional del país para curar enfermedades.

El uso del polvo de estas preciadas gemas para tratamientos de belleza se está poniendo cada vez más de moda en los salones del pintoresco estado indio del Rajastán, la cuna de los maharajás y por tanto una región con una larguísima tradición de elaboración artesanal de joyas.

En los salones de belleza de esta mágica ciudad cada vez más clientas solicitan estos curiosos tratamientos faciales, destinados a dar brillo y consistencia a las pieles dañadas por el calor del desértico clima rajastaní.

“El polvo de las piedras preciosas se utiliza en Ayurveda (medicina tradicional india) para tratar desórdenes neurológicos o enfermedades relacionadas con el hígado, los riñones o el corazón”, explica la esteticista Chavi Sharama.

“Sin embargo, en los últimos años se ha difundido el conocimiento sobre sus aplicaciones cosméticas y la gente ha empezado a utilizarlas en diversos tratamientos, sobre todo en los faciales”, añade.

El Rajastán acoge cientos de pequeños talleres donde se trabajan las piedras preciosas, lo que hace que el precio de los tratamientos sea mucho más económico de lo que podrían costar en occidente o incluso en otras zonas de la India.

Un masaje facial con aplicación de cremas elaboradas con polvo de zafiros, rubíes, esmeraldas, topacios y otras piedras preciosas, oscila entre los 6 y los 55 euros. Una de las ventajas que valoran las clientas es que las gemas son productos naturales, que no provocan efectos secundarios y no llevan ningún producto químico.

Las piedras preciosas también se utilizan en otro tipo de tratamientos, la llamada “terapia de gemas”.

Según explica Kulsum Malik, propietaria de una cadena de salones de belleza de Jaipur, “estas terapias consisten en colocar piedras preciosas en la cara y dar un masaje con crema elaborada también con distintas gemas, según las necesidades de cada piel”.

“Cada piedra tiene una propiedad específica y su polvo se utiliza según el tipo de piel: las esmeraldas y las perlas, por ejemplo, son conocidas por sus propiedades frías, mientras que los zafiros tienen un carácter más cálido”, afirma.

La India es un país bañado por el sol, pero en el cual la palidez y el brillo de la piel es un signo de belleza y elegancia, por lo que muchas mujeres extreman el cuidado de su cutis, utilizan cremas para blanquear su cara y tratan de mantenerse lejos del sol para no oscurecer.

Aunque cada vez más clientas se inclinan por llenarse la cara del prometedor polvo de gemas para conseguir el cutis soñado, todavía son muchas las mujeres que prefieren mantener sus costumbres y optan por tratamientos faciales con más tradición en el lugar: los que usan productos que contienen oro y plata.

Según indica Malik, para estos tratamientos se añade a las cremas papel de oro o de plata, que sirve para dar lustre a la piel, y luego estas se aplican sobre el cutis dando un suave masaje y se les deja actuar unos minutos para que estos metales preciosos transmitan sus propiedades y su belleza a la piel.

Via El Universal

2 Comments

Add a Comment