¿Ponerse tanga puede ser perjudicial?


En principio, no. La clave está en estar cómoda con lo que lleves

Pantaleta y tanga son diferentes. La primera es más cómoda: cubre completamente la zona íntima; la segunda, algo más molesta (dependiendo del diseño), pero ideal para determinado tipo de ropa, ya que gracias a su fina tira que une la parte delantera y la trasera podemos ponernos las prendas más ajustadas sin temer a las marcas. Lo importante es sentirse bien.

Se ha dicho que el uso del tanga es perjudicial. ¿Será cierto?

Importante que sea de tu talla. La tanga no tiene por qué afectar a la zona íntima. Eso sí, no deberíamos notar que lo llevamos puesto, símbolo de que el tanga es de nuestra talla. Esta regla o norma hay que aplicarla a cualquier tipo de ropa interior.

Que no te ajuste demasiado. Si notas que el tanga que has comprado te aprieta, no te lo pongas, porque entonces es posible que te irrite .

Que sea de algodón. Es el mejor tejido para la ropa íntima, pues minimiza el riesgo de alergia.

Siempre se ha creído que esa tira tan característica del tanga era foco de infecciones, ya que prácticamente une la vagina con la zona anal, y con el movimiento podría producirse una migración de bacterias. Si la higiene es la correcta, no hay ningún peligro. Los microorganismos no crecen en tejido inerte.

One Response

Add a Comment