Posiciones básicas de yoga


Perfecciona paso a paso la postura del perro boca abajo, una de las más recurridas en Hatha Yoga.

1. Postura del niño
Comienza hincándote con las rodillas y pies juntos.
Coloca glúteos sobre los talones y deja caer el cuerpo hacia el frente. Pon los brazos a tus costados y relájalos. Escucha como inhalas y exhalas pero, sobre todo, conéctate contigo misma.

Realiza 10 respiraciones

2. Posición cuatro puntos
Con una inhalación eleva el torso suavemente y ponlas palmas de las manos justo debajo de tus hombros. Separa las rodillas al ancho de la cadera y mantén la espalda recta y alargada.

3. Posición Variación
Coloca los metatarsos en el piso y comienza a elevar tu cadera hacia el cielo. Imagina que el cóccix quiere alcanzar el techo y siente un pequeño giro de la cadera hacia el mismo sentido. En esta posición, concéntrate en mantener la espalda lo más recta posible, en respirar y crear espacio entre cada vértebra de la columna.
Practica 10 inhalaciones y exhalaciones

4. Posición Perro boca abajo
La postura conocida como sánscrito como Adho Mukha Svanasana, la podrás lograr con la práctica. Estira progresivamente las rodillas sin perder el foco del cóccix hacia el techo. Abre bien los dedos de tus manos y empuja ligeramente el piso para sentir la fuerza en los brazos. Expande tu pecho, lleva los hombros hacia atrás relajados y mantén el abdomen contraído. Respira todo el tiempo. Trata de estirar tus piernas con cada exhalación hasta que los talones logren tocar el piso.
Haz 10 respiraciones y sal lentamente de la postura.

2 Comments

Add a Comment