¿Predilección por un hijo?


Tener predilección por un hijo no significa falta de amor hacia el otro, se trata de una cuestión de identificación y de comunión de intereses. Pero, ¿como tratar a los hijos?

Como en cualquier relación afectiva, mamás e hijos no están libres de preferencias. No se trata de sentirte culpable por sentir mayor predilección por uno que por otro sino de intentar pensar cuáles son los sentimientos que cada uno de tus hijos despierta en ti. Tal vez tengas muchas afinidades con el mayor y con el menor tengas más choques porque es más parecido a ti y estás viendo en su comportamiento cosas que no te gustan de ti misma y que no has resuelto; quizá alguno de tus hijos te remonta a una época difícil de tu vida en el momento en que nació e involuntariamente la estás asociando al chico.

Sea como sea es importante equilibrar nuestras emociones para evitar perjuicios en la personalidad de tus pequeños. La posición de favorito puede llevar al que no lo es, a tener una dependencia exagerada para lograr tu aprobación y una anulación de su persona para conquistar tu atención. Cuidado.

Qué hacer y como tratar a tus hijos

1. Construye puentes de aproximación intentando pasar más tiempo con tu otro chico. Seguramente encontrarás intereses en común.

2. Por ningún motivo hagas comparaciones esto es terrible y dañaras la autoestima al igual que la personalidad de tu hijo.

3. Observa a la gente que te rodea para ver cómo tratan a tu hijo (no predilecto) para que a partir de este momento modifiques el comportamiento que tienen hacia él ( si es que no es positivo).

4. Refuerza su autoestima, reconociendo sus habilidades y felicitándolo por sus logros

5. Abrázalo y bésalo mucho. Procura tener mayor contacto físico con él.

6. Haz que se sienta realmente querido e importante.

7.  Dale toda tu atención cuando estén juntos los dos.

Todas estas acciones te ayudarán a darte cuenta que el amor mutuo que existe entre ambos se logra sin ningún esfuerzo.

Imagen: 5keysparenting.com

Add a Comment