Presume tu uñas.


No escondas tus manos ni tus pies, ni siquiera te permitas el lujo de llevar tan sólo un brillo transparente en las uñas.

Es hora de llevar a término tu lado más excesivo: la manicura y la pedicura piden paso y de qué manera: colores fluorescentes, granates, negros, rojos, brillantes e incluso azules .

Debes de animarte, esta de moda que lleves las uñas de colores alegres y las enseñes sin miedo. Realmente se ven espectacular, ¿qué esperas para probar?

One Response

Add a Comment