¿Primera vez en un spa?


tratamientos

La primera vez que se acude a un instituto de belleza es fácil sentirse intimidada. He aquí como sacar el máximo provecho.

  • No dudes en comentar que nunca has visitado antes una esteticista y pregunta qué debes hacer.
  • En los institutos ponen braguitas desechables a disposición de quien prefiera ir cubierta. Si te molesta estar completamente desnuda, coméntaselo a la esteticista. Por ejemplo, durante los masajes corporales se cubre a la cliente con una toalla, destapando sólo la zona que se está tratando.
  • Lleva ropa cómoda, con la que te sea fácil vestirte y desnudarte.
  • Algunos tratamientos, como los de sudación, pueden tener ‘daños colaterales’ en maquillaje y peinado. No dudes en llevar algo con lo que retocarte.
  • Consulta por adelantado sobre la disponibilidad de duchas, necesarias en algunos tratamientos.

Una buena esteticista no se limita a hacerte cualquier tratamiento, sino que estudia tu caso atentamente y te propone unas pautas, no antes de conocer tus hábitos alimenticios, de vida, morfología… Desconfía de quien se limita a recomendar lo más caro, independientemente de tus necesidades.

One Response

Add a Comment