Programate para el éxito con PLN


Con la programación neurolingüística puedes transformar tus emociones y fluir mejor, si quieres salir de tu pensamiento de “no se puede”, la Programación Neurolingüística puede ayudarte mucho. Con técnicas sencillas, este enfoque psicoterapéutico te enseña a “resetear” tu disco duro, para que lo reprogrames con un “sí puedo” o un “sí soy capaz”. La PNL  nos ayuda a lograr lo que queremos en la vida. ¿Y esto como se hace?

La Programación Neurolingüística trabaja con nuestros pensamientos y lenguaje y la forma en que éstos se relacionan entre sí. Para ver ambos elementos en acción, requerimos hacer un ejercicio llamado disociación: Ante situaciones difíciles o dolorosas, imagina que estás en una pantalla de cine y observa qué es lo que haces. Supón que estás en la oficina y que tuviste un problema con un compañero. En tu mente estás creando una película que tiene luz, brillo, figura, fondo, distancia y sonido. Si te ves desde afuera, puedes cambiar estos elementos y modificar tu pensamiento. Con la imagen y desde afuera, estarás atenta a tu diálogo interno. Observa qué estás diciendo y cómo estás hablando. Cambia el guión y la película, y la carga emocional. Esto lo puedes hacer donde estés; considera alejarte de la persona o situación que te está molestando, pues esto no ayudaría a tu concentración. Si estás en la sala de tu casa, ve a tu cuarto y haz el ejercicio.

La Programación Neurolingüística estudia cómo y por qué las personas logran sus objetivos en cualquier área de la vida. La PNL es útil en la salud, pues ayuda a disminuir el estrés; en la educación, permite ser más productivo y creativo y en el desarrollo humano, fomenta la auto estima y enseña cómo las relaciones de pareja pueden fluir mejor.

Pareciera que es aplicable para todos, es mejor para aquel adulto que está en disposición de trabajar consigo mismo. PNL no es una varita mágica. Hay que tocar puntos desagradables y luego modificar mapas internos. Estos son la percepción individual y mental que tienes del mundo según tu estructura genética y tu historia personal. Además, trabaja con tus creencias, con los pensamientos negativos que tienes de ti misma, para erradicarlos o modificarlos.

Se requiere disciplina y constancia. A veces hay que repetir un ejercicio y combinarlo con muchos otros para que realmente sea efectivo.

La Programación Neurolingüista te guía para que modifiques tu interior, te enseña a eliminar lo que no te sirve y te da afirmaciones que cambian tu manera de vivir, pero necesita mucha disposición de tu parte. Visualiza tus metas: habla pidiendo lo que sí quieres. La mente entiende en gerundio y en positivo. En lugar de decir “no llegues tarde”, dí “llega temprano”. Trabaja contigo misma: ve lo que quieres hacer y las herramientas que tienes. Inténtalo y si te funciona, hazla parte de tu vida.

 

Add a Comment