Puntitos blancos y duros en el rostro


Se trata de los llamados granos de mijo, los cuales son pequeñas acumulaciones de grasa que no son eliminadas a través del conducto excretor de la glándula sebácea; quedando atrapadas como pequeñísimos quistes en la superficie cutánea.

La diferencia es que los auténticos quistes se localizan en la parte profunda y, entonces, no son visibles, mientras que los granos de mijo tienen un aspecto de minúsculas bolitas blanquecinas.

– Su formación puede estar ligada a una predisposición genética, pero en todo caso podrfa ser favorecida por el empleo de cremas excesivamente grasosas o por un maquillaje demasiado pesado, que no se remueve con el debido cuidado y constancia.

LO QUE PUEDES HACER

Los granos de mijo pueden ser eliminados por el esteticista quién, con una aguja estéril, perfora la película de la piel y provoca la salida del grumo de grasa.

– El “hacerlo tu misma” no es aconsejable, sobre todo si se trata de zonas delicadas, como el borde del párpado. También porque existe el riesgo de confundir la imperfección con un xantelasma, el cual es la acumulación de colesterol cutáneo localizado en el párpado inferior o superior, que se presenta como una bolsita amarillenta de contornos menos claros: en este caso, es necesario ir al médico para vaciarlo, porque con el tiempo puede aumentar el volumen.

Add a Comment