Que hacer cuando la chispa se apaga con tu pareja


problemas-de-pareja-2.jpg El ciclo sexual de una pareja cursa por varias etapas; con los años, como en el amor, éstas se van modificando, esto no quiere decir que la llama de la pasión deba apagarse, de nosotros depende mantenerla encendida.

• ES MÁS FUERTE LA COSTUMBRE QUE EL AMOR

No sólo es una de las frases más fuertes y conocidas de una canción, sino también una realidad que no es tan extraña de encontrar en muchas parejas que con el paso de los años han dejado pasar esa chispa que provoca la magia de un encuentro amoroso. ¿Recuerdas la primera vez que sentiste ese algo especial por tu pareja? Fue como si algo en tu interior comenzara a encender todos los botones que te mantuvieron alerta y hasta emocionada con sólo verlo y ¡ ni qué decir, cuando te llegaba a rozar! Sentías ese torrente de energía que los años han transformado en un mero intercambio que transportado a la sexualidad se convierte en eso: en una costumbre.

• MARIPOSAS EN EL ESTÓMAGO

Es la etapa del enamoramiento, la etapa de la seducción, en donde la ilusión comienza a revelarnos los misterios de la sexualidad con el otro; la libido se encuentra en su etapa más alta y el deseo es tal, que los encuentros íntimos son frecuentes e intensos.

• COMPROMISO

En este período, la pareja ya se encuentra en otra sintonía, se conocen tanto que ya no pueden vivir separados, en consecuencia las relaciones toman otro matiz cuando empiezan a pensar en casarse o en vivir juntos, la sexualidad se hace más profunda.

• MATRIMONIO

Los dos se han definido, deciden hacer una vida en común y ambas partes comienzan a ceder terreno para procurar la convivencia. El amor sufre su primera transformación al formalizar su compromiso amoroso y sexual, es como si la sociedad les diera permiso para ejercer con libertad el acto sexual, sin tener que esconderse ni ocultarlo; sin embargo, algo sucede y es que esa clandestinidad le daba un toque mágico que hacía que los encuentros fueran más excitantes, por ende las ganas de practicarlo ya no son como las que precedían al matrimonio, empiezan a espaciarse, se hacen rutinarias y hasta cierto punto aburridas por lo previsible de las mismas. Los roles establecidos provocan una carga de estrés importante; asimismo el cansancio, las preocupaciones y un estilo de vida muy estructurado hacen que la creatividad sufra un cambio importante dentro de las relaciones. La chispa comienza a apagarse por eso es importante que la pareja se reinvente a cada momento, que busque en la memoria esos momentos que los hacían emocionarse y que les permitía expresarse libremente en el amor y en la sexualidad, si esto se logra, los encuentros tendrán una mayor calidad aun cuando la cantidad no sea tan frecuente.

• LLEGAN LOS HIJOS

Cuando la mujer se embaraza, la sexualidad sufre transformaciones importantes. Los hombres en general se confunden y no saben cómo actuar por eso es que la frecuencia en las relaciones se reduce, hay temores y cierto resquemor, pues creen que lastimarán a su pareja y al bebé. Por otro lado, en las mujeres existe una serie de molestias, mucho cansancio y en ocasiones asco, conforme avanza el embarazo, la sexualidad se disminuye todavía más, ellas creen que no son lo suficientemente atractivas y ellos, los futuros padres, adoptan otra posición, ya que sus muestras de cariño son determinadas por la ternura y los cuidados, se vuelven más paternales. Cuando nace el niño, la atención de mamá está concentrada en el pequeño, dejando en un segundo plano al papá, la disminución del deseo es muy fuerte, sobre todo en la etapa de lactancia, en donde la mujer lo que menos quiere es el sexo, ya que la prolactina actúa como un fuerte inhibidor sexual.

problemas-de-pareja-3.jpg • NO NOS VAYA A DESCUBRIR

Cuando los pequeños están en la etapa escolar, son más independientes y ya duermen solos en su cuarto, las relaciones sexuales vuelven a reanudarse, el problema que ahora surge es por el temor a ser descubiertos. entonces la libertad se coarta para no hacer ruidos y para estar constantemente prevenidos en caso de que alguno de los hijos se despierte o espíe ya que a esta edad, los niños sienten una enorme curiosidad por todo lo que sucede a su alrededor, sobre todo con lo que sus padres hacen. En estos casos y para poder gozar en pleno de su sexualidad, es importante procurar las escapadas, planeando ir a otros lugares para practicar el sexo o dejándolos con los abuelos.

• HIJOS ADOLESCENTES

Aquí la situación se complica un poco más. Si bien los chicos ya salen más de casa y están en fiestas, también son más desvelados, por lo tanto, ya no es tan fácil practicar el sexo sin hacerlo tan evidente; además, muchos se vuelven tan demandantes que no permiten la intimidad en la pareja. Por otro lado, los padres se preocupan tanto por la sexualidad de sus adolescentes que tratan de controlarlos a través de tabúes, se olvidan de lo que alguna vez vivieron y se mantienen en constante miedo por el comportamiento sexual de sus hijos, por eso es que en la pareja el sexo se convierte en algo más simbólico.

• MENOPAUSIA

Llega el síndrome del nido vacío y con ello la menopausia. Los hijos se van de casa, hacen su propia vida, tienen sus hijos y los padres se convierten en abuelos. Aunque muchos piensan que con la menopausia las relaciones sexuales se terminan, es falso, ya que a pesar de que las mujeres sufren una serie de trastornos debidos a la baja de hormonas, todo tiene solución con un buen tratamiento y sobre todo con una buena actitud, es el momento de disfrutarse como pareja sin temor a ser descubiertos a quedar embarazados o a tener otra clase de problemas, todo está en la mente y en cómo manejamos las diferentes situaciones que la vida nos presenta.

• EDAD AVANZADA

Como en un principio, la pareja se queda sola, las relaciones sexuales son menos frecuentes; sin embargo, son más profundas porque disfrutan de cada uno compartiendo todo juntos, el goce es diferente y toma otro nivel de compenetración y de unión.

problemas-de-pareja.jpg • BUSCAR EN EL AMOR

Cuando se busca el sexo fuera de casa, es porque no se han entendido las diferentes etapas por las que cursa el amor en pareja, la comunicación es básica, así como el interés que cada pareja ponga en la relación. En muchos casos, es el abandono el síntoma que nos hace sentir soledad, angustia y confusión, por eso es importante platicar con la pareja. expresar lo que sentimos y cómo lo sentimos. asimismo lo que deseamos, porque muchas veces al no saberlo el otro caemos en muchas suposiciones que lo único que hacen es crear abismos.

• CERRAR CICLOS

Cada ciclo que empieza debe terminar y para poder efectuar este cierre es importante alcanzar el equilibrio, es decir, dar y recibir en igualdad de circunstancias. Si las etapas no son entendidas y platicadas. la pareja corre el peligro de caer en una disfunción que puede ser producto en una falla de personalidad, en frustraciones, baja autoestima o cualquier otro factor que nos impida avanzar. La sexualidad puede desvirtuarse al ejercerla como una forma de control, de chantaje o de agresión, también como una mera forma de desfogue en donde el amor no tiene nada que ver y sólo se busca la satisfacción personal sin importar lo que la pareja desee o sienta. El abuso de alcohol y de drogas son factores importantes para disminuir las relaciones sexuales.

• HACIA UNA SEXUALIDAD PLENA

Una comunicación clara y abierta. Qué te gusta, qué no te gusta.

Saber negarse con sutileza cuando alguna de las prácticas nos hagan senti r incómodas, en el sexo todo se vale siempre y cuando la pareja esté de acuerdo.

Emplear un lenguaje erótico en las relaciones.

• Para crear una mayor confianza con la pareja, hay que perder el miedo a preguntar cuando haya alguna duda.

Por ningún motivo hay que minimizar lo que la pareja diga en el acto sexual todo es importante en ese momento, sobre todo en lo emocional.

Innovar, ser creativos, pero siempre preguntando a la pareja si le gustó o no.

Add a Comment