¿Quieres descansar bien?.


dormir.jpg¿Te ha pasado que en las noches no logras conciliar el sueño rápidamente? ¿Te levantas cansada de la cama, después de dormir? Lo que pasa es que realmente no estas descansando bien, hay unos trucos que  te ayudaran a lograr el descanso a la hora de dormir.

  • Antes de irte a dormir relaja los brazos. Debes respirar mientras se alargan las manos y los codos con intensidad.
  • Tumbarse y boca arriba volver a estirarse y relajate de forma suave, tratando de realizar diferentes posiciones que ayuden a desentumecer todas las articulaciones. Girar la cintura suavemente, girando las piernas hacia un lado y el tronco hacia el otro. Repetir lo mismo hacia el otro lado.
  • Acomodarse boca arriba. Dedicar unos segundos a sentir todo el peso del cuerpo, en especial el del cráneo y toda la musculatura de la cara. En el rostro se acumulan muchas tensiones, sobre todo en la frente y en la mandíbula.
  • Abrir la boca intensamente y coger aire a la vez. Esta vez sí que se intentará que surja un bostezo, aprovechándolo al máximo para destensar la mandíbula, la musculatura cervical y la base del cráneo.
  • Desde aquí se puede terminar esta preparación anterior al sueño, con unas cuantas respiraciones diafragmáticas. Se trata de dirigir el aire hacia la zona abdominal y dejar que el aire salga libremente. De esta forma se relajan los planos musculares más profundos y se puede llegar a una total relajación. Por ello las respiraciones no deben resultar nunca angustiantes, ni suponer un gran esfuerzo.
  • Add a Comment