Receta casera para las arrugas


Si sueñas con recuperar una piel flexible, lisa y rosada como la de una adolescente, prueba esta receta persa que hace maravillas en las arrugas.

Bate una clara de huevo a punto de nieve, aplasta cinco fresas y mezcla con dos cucharadas de agua de rosas.

Aplica en tu cuello y en la cara, deja secar y enjuaga.

Lo ideal es que lo hagas dos veces por semana para obtener resultados óptimos.

* La pulpa de las fresas maduras es buenísima para tu cara.

One Response

Add a Comment