Recobrar la firmeza de la piel


piernas.jpg Varios son los factores que contribuyen a que el cuerpo se torne flácido, pero existen formas para ayudarte a mantener “todo” en su lugar por más tiempo

Su atractivo, sin embargo, no tiene que ver con los estereotipos y no se define en centímetros; no tiene que ver con las tallas pequeñas ni con los modelos de moda.

Se relaciona, eso sí, con una manera de llevar el propio cuerpo, con seguridad, confianza, ligereza y gracia.

¿Por qué se pierde la firmeza de la piel?

La pérdida de firmeza es resultado del envejecimiento, pero no es exclusivo de la edad madura; hay ciertos factores que aceleran la relajación de los tejidos.

En una piel joven, la dermis es elástica y turgente, pero con los años, la renovación celular se hace cada vez más lenta, lo que contribuye a la pérdida de flexibilidad y elasticidad.

Son muchos los motivos que pueden llevar a un progresivo relajamiento y flacidez de la piel. Entre los más importantes:

El paso del tiempo: A medida que transcurren los años, las células pierden su capacidad para regenerarse y el poder de contención de las fibras musculares, de manera que el peso acaba venciendo su resistencia; además, se reduce la capacidad de circulación de la sangre, lo que reduce el aporte de oxígeno y nutrición.

El embarazo: La gestación es una de las pruebas más duras para la piel de la mujer. Durante esa etapa las fibras elásticas se ven sometidas a una gran tensión debido a los cambios hormonales, aumento del volumen del vientre y busto, e hinchazón de las piernas.

Alrededor de los seis meses después del parto, el cuerpo recupera su peso normal; en cambio, la piel, en caso de no haber sido tratada con cuidados y mimos especiales, sufre las consecuencias: flacidez y estrías.

La menopausia: Durante esta etapa todo el cuerpo experimenta una serie de cambios que se traducen en la pérdida de elasticidad y la deshidratación de la dermis.

El sedentarismo: La falta de movimiento tiene un efecto negativo sobre la firmeza y tono. El ejercicio es un gran estimulante de todos los procesos que ponen en marcha la renovación de la piel: incrementa el drenaje linfático y estimula la circulación de la sangre.

Los cambios bruscos de peso: El aumento y disminución constante y notorio de peso provoca que se dilaten y contraigan los tejidos a una velocidad que el cuerpo no es capaz de reaccionar adecuadamente.

El estrés: La piel está íntimamente relacionada con los sistemas inmunológico y nervioso del cuerpo. Por ello, ante agresiones externas como el estrés, libera sustancias que pueden provocar una inflamación y alteración de la dermis.

Malos hábitos: El tabaco, el alcohol, el abuso del sol y una incorrecta alimentación constituyen grandes enemigos de la piel porque aceleran su envejecimiento, la deshidratan y la oxidan.

¿Cómo revertirlo?

La estimulación mecánica es muy importante e insustituible. Puede provenir de dos vías: del ejercicio físico, que tonifica la masa muscular bajo la piel y tensa los tejidos, así como el masaje, realizado mediante presiones que aumenten la circulación sanguínea y linfática. Si se acompañan con cremas específicas, los beneficios serán mayores.

Entre las novedades en este terreno se encuentra la colección Body Excellence, de Chanel, que contribuye a devolver la armonía de las líneas del cuerpo.

Los productos de la línea contienen purple bengle, planta que ha sido usada por generaciones en la medicina tradicional de Indonesia por sus propiedades reafirmantes.

Exfoliante alisante y revitalizante: Esencial para eliminar células muertas. Alisada, afinada y purificada, la piel está mas receptiva a la acción de los demás tratamientos de la línea.

Se masajean suavemente las zonas frágiles (pecho y abdomen) y se friccionan la zonas más rugosas (muslos, caderas, rodillas y codos). Indicada tres veces por semana.

Gel modelador y reafirmante:
Con triple acción, alisa la piel de naranja, favorece el drenaje linfático y tonifica la piel. Recomendado en la mañana y en la noche.

Crema alisante reafirmante y rejuvenecedora: Tonifica los tejidos, nutre, flexibiliza y alisa la piel. Usar mañana y noche.

Loción hidratante y reafirmante efecto luminoso: Además de hidratar, gracias a su fórmula, también favorece la tonicidad, pero además le aporta a la piel un sutil brillo.

Crema de manos nutritiva y rejuvenecedora: Las envuelve en su velo sedoso que se absorbe al instante. Las deja lisas, suaves y perfumadas. Se puede usar en cualquier momento del día.

Las cremas y tratamientos que se aplican en muslos, cadera, glúteos y vientre se aplican con movimientos circulares, que abarquen toda la zona.

En cambio, en las pantorrillas y brazos se deben aplicar como si se estuviera poniendo una media o un guante, respectivamente.

No descuides tu cuerpo

Inspirados en técnicas de danza contemporánea y en el conocimiento de la anatomía, Chanel propone dos ejercicios básicos que tienen como objetivo corregir la postura, eliminar tensiones, recobrar el equilibrio y encontrar ese elusivo allure.

Mejora tu postura

1. De pie, con el peso del cuerpo sobre los talones. Apoya la palma de la mano derecha entre el hombro izquierdo y el cuello. Deja caer el codo derecho. Con la espalda recta, respira tranquilamente

2. Levanta lentamente el brazo izquierdo pero sin elevar el hombro. Bájalo, también lentamente. Repite 10 veces. Realiza este ejercicio con el otro lado.

Fortalece el abdomen

1. El peso del cuerpo sobre los talones y los hombros muy relajados. Coloca la mano derecha sobre las costillas izquierdas, encima de la cintura. Inhala lenta y profundamente, de modo que se abra la caja toráxica.

2. Exhala por la boca para vaciar todo el volumen de aire contenido en el vientre. Atención: las costillas debajo de la mano no deben moverse. Repite cuatro veces en cada lado.

One Response

Add a Comment