Recomendaciones para elegir un gimnasio.


gimnasio.jpgFrente a la enorme proliferación de gimnasios y su creciente oferta, surge la pregunta sobre ¿cómo elegir un gimansio?.
A continuación, te presentamos una serie de sugerencias que te ayudarán a tomar una decisión y esperamos que ésta sea la más apropiada.

En primer lugar, te recomendamos que el gimnasio se encuentre cerca de tu casa, de tu trabajo o de cualquier otro sitio que acostumbres concurrir. Luego, debes considerar que ofrezca horarios muy amplios, para que de esta manera, si algún día se te complican las cosas en el trabajo, puedas ir más tarde de lo acostumbrado.

El que tenga buenas instalaciones es muy importante y esto incluye el que tenga por lo menos una cantidad mínima de máquinas y una amplia variedad en equipos para musculación.

No descartes el verificar la calidad de los equipos y esto va desde las colchonetas, los steps, las mancuernas y las bandas eléctricas. Además. un buen gimnasio siempre debe estar obligado a tener todos sus elementos en condiciones limpias y ordenadas.

Te recomendamos que revises también el profesionalismo y la experiencia de los instructores y su buena predisposición a ayudarte y aconsejarte. No lo olvides, con buenos profesores lograrás excelentes resultados.

El ambiente que existe en el gimnasio, es decir, el tipo de personas que acuden es muy importante a considerar, lo cual quiere decir que debe adaptarse a tus gustos y estilo de vida. Sin duda, esto es algo muy personal. Tu eres el único que sabrá cómo sentirse cómodo.

El ir a un gimnasio, no necesariamente significa ir a hacer ejercicio. También, puede significar el hacer nuevas amistades y relaciones, además de divertirse. La forma en como están distribuidas las máquinas es fundamental. Esto quiere decir que tiene que haber una zona de abdominales específica, otra para miembros inferiores y otra para miembros superiores y tronco.

Y no sólo los salones deben ser limpios y ordenados, sino también los sanitarios y los vestidores. Las regaderas, de preferencia, deben ser individuales. Para una relajación posterior al ejercicio realizado, es recomendable que el gimnasio tenga sala de sauna y de masajes.

Las salas de entrenamiento deben contar con espejos, tener buena ventilación y que hay mucho espacio entre máquina y máquina. Para el caso específico de la sala para gimnasia aeróbica, ésta debe contar con suelo de parqué, debido a que este material amortigua muy bien los saltos que realizan los participantes. Un suelo de cemento, a largo plazo, terminará por provocar molestias en las articulaciones a los deportistas.

La música, es imprescindible que se escuche en todas las salas y que haya aire acondicionado en todo el gimnasio. No hay que olvidar algo tan importante como los costos y si existe un contrato, ver los detalles del mismo. En este sentido, ve exactamente que incluye los honorarios mensuales en tu calidad de miembro.

Preguntas como ¿cubre el entrenamiento personal, las clases, la piscina, el servicio de toallas, los armarios o las guarderías, entre otras cosas? ¿Existen costos adicionales para servicios adicionales?, deben ser contestadas antes de inscribirte al club o gimnasio.

Sin duda, el costo será una gran medida que tomarás en cuenta para decidirte. Algunos gimnasios tienen un honorario inicial que se paga de una sola vez y muchas veces se requiere pagar un mínimo de tres meses por adelantado. Otros, dan la opción de pago mensual.

Es muy importante que tengas una idea clara de lo que puedes pagar. Ajústate a tu presupuesto, sin importar cuáles sean los incentivos que un vendedor te ofrezca. En conclusión, asegúrate de elegir el gimnasio con base en factores esenciales como localización, detalles, ambiente, personal y costo.

One Response

Add a Comment