Reconstrucción de la mama


Reconstrucción por fuera… y por dentro

Nuevas técnicas anula el impacto de la mastectomía.

Ahora bien, quien fue diagnosticada con cáncer de mama aún tiene opciones quirúrgicas para minimizar el impacto psicológico que deja una mastectomía. Cabe señalar que no todos los tumores requieren de una cirugía radical. Algunas neoplasias sólo necesitan de una escisión local.

La reconstrucción es parte del tratamiento integral de toda paciente sometida a cirugía, y el tipo dependerá de la mastectomía que se la haya realizado (agresiva o conservadora), o bien, si la mujer va a ser radiada o sometida a quimioterapia. En particular sólo la radioterapia nos obliga a posponer la reconstrucción de mamas.

Otros factores que consideran los cirujanos son la cantidad y calidad de la piel, así como las condiciones generales de salud. Toda reconstrucción mamaria requiere de dos tiempos quirúrgicos, siendo el segundo de ellos, la reparación de la mama sana y la reconstrucción de la areola y pezón.

Estas son las opciones:

La más novedosa consiste en colocar un expansor, estirar la piel y rellenar con tejido propio. Con esta técnica evitas más cicatrices, queda similar al seno contrario y es más simétrico.

Prótesis pura (con implante o sólo prótesis)

Colgajos locales (un poco de piel para darle volumen a un implante)

Expansores tisualres.
Son bolsitas de silicona que se llenan con agua salina. Con la técnica aumenta la cantidad de piel para crear un espacio y a los tres meses, se retira el líquido para rellenar y formarla mama con tejido de espalda.

One Response

Add a Comment