Relaja tu cuerpo mientras trabajas.


Nuestro cuerpo no está diseñado para permanecer 10 horas sentado frente a la computadora o al escritorio sin resentirlo. Algunos de los síntomas más comunes del trabajo de oficina son los dolores de cabeza, cuello y espalda y un gran estrés.

Con estos prácticos y eficaces ejercicios, relajarás tu cuerpo mientras trabajas:

  • Estirarte es un buen ejercicio para desentumir el cuerpo y acomodar tus vértebras, así como ayudarte a aliviar la espalda y descargar tensión. Sentada en la silla, con la espalda erguida, haz el clásico estiramiento para desperezarte.
  • El cuello es una de las partes que más se tensa, provocándote dolor de cabeza. Prevén la rigidez y desarrolla tu flexibilidad movilizando la zona cervical. Gira la cabeza de derecha a izquierda, aguantando la postura por 10 segundos.
  • Cuando el cuello se tensa, la rigidez y el dolor llegan a los hombros. Para eliminar la tensión y mejorar la circulación, coloca las manos sobre los hombros y con los codos haz grandes círculos hacia atrás.
  • Desentume las piernas levantando de forma alterna la punta de los pies y los talones.
  • Si el zapato te lo permite, flexiona los dedos y muévelos para evitar que se hinchen tus pies; de ser posible quítate los zapatos.
  • Relaja las articulaciones apretando los dedos de la mano con la palma contraria hacia la muñeca.

One Response

Add a Comment