Relaja y protege el cuello


Te traemos unos sencillos ejercicios y tips para relajar tu cuello y darle vitalidad.

Relajar el cuello. Sentada con la espalda recta, deja caer la cabeza hacia delante suavemente unos 30 segundos, luego llévala hacia atrás, sin forzar, vuelve al centro y déjala caer primero a un lado y luego al otro, sin levantar los hombros. Finalmente, con la cabeza erguida, mira a un lado y al otro. Este ejercicio mantiene la piel del cuello elástica y relaja las cervicales.

Ropa. Los sujetadores muy apretados dificultan la circulación de la zona. Evita prendas sintéticas o de lana que puedan irritar. Los pañuelos de seda son ideales. Si sales al sol no olvides la protección, incluso en invierno. La piel del escote es la primera que se arruga y mancha.

Corregir la postura. La espalda debe estar recta y el cuello seguir la línea de la columna.

Add a Comment