Relajate durante tu embarazo


ayurveda en el embarazo
La vida no puede ser la misma cuando estás embarazada. Durante la gestación se produce una serie de cambios fisiológicos relacionados con el aumento de estrógenos, progesterona, cortisona y gonadotropinas. El embarazo es un tiempo de gran emoción, pero desgraciadamente para muchas mujeres, también es un tiempo de desfase terrible e incomodidad.

Por eso la mujer se la debe llevar con calma, hacer una pausa y aceptar su nueva realidad, bajar el ritmo. Debes recordar que todo lo que piensas, sientes, haces y comes, le afecta de una u otra forma a tu bebé. Si tú te enojas, tu bebé recibe la vibración del enojo y del mismo modo, si tú estás tranquila, tú bebe recibirá la sensación de calma.


El yoga y el Ayurveda (sistema de medicina tradicional de la India), pueden ayudar a la mujer embarazada a pasar por esta etapa de la vida de forma consciente y feliz. Porque el embarazo es uno de los mejores momentos para practicar la autoobservación y crecer emocionalmente.

Te compartimos estos tips para ti que serás mamá:

1. Decide vivir en conciencia tu embarazo. De acuerdo con lo que señala Tarn Tarn Kaur Khalsa autora del libro: The Gift of Giving Life, estudios médicos y psicológicos, han encontrado que el tiempo en el útero es el más sensible del ser humano. Como futura madre, procura purificar tus pensamientos y acciones. Dicen los grandes yoguis que el ser madre es el mayor servicio espiritual. Ofrece desde el embarazo todo tu amor y buenas vibraciones al nuevo ser que habita en tu cuerpo.

2. Medita antes de que amanezca. Sobre todo en el último trimestre del embarazo, el insomnio es muy frecuente. Aprovecha para meditar entre las cuatro y las seis de la mañana para conectar con tu ser infinito y observar el flujo de tu respiración, por al menos 20 minutos. Esto te dará paz y calma y después podrás dormir de forma más profunda.

3. Sé positiva En lugar de enfocarte en el malestar o en la incomodidad, enfoca tu mente cada mañana en cultivar una actitud positiva y de agradecimiento.

4. Aléjate de las malas compañías y lo negativo ¿Si tu bebé estuviera recién nacido, lo llevarías a un bar o a un sitio en donde hubiera música muy ruidosa? Reflexiona que desde el momento de la concepción, tu bebé vive contigo y recibe a nivel de vibraciones lo que tú vives. Procura reorganizar tus actividades e imprime una atmósfera de paz y tranquilidad en tu hogar. Ten flores, acércate a tu familia y a la gente que verdaderamente te quiere; acude a lugares que te inspiren y te proporcionen calma. Cambia los lugares ruidosos, por los jardines o los museos y en general empieza a hacer una transición pausada hacia tu nueva vida. En la medida de lo posible, evita reunirte con personas que no aporten algo a tu vida y no te hagan sentir bien. Evita los estímulos sensoriales que te alteren y procura acercarte a gente que te inspire y eleve.

5. Camina y descansa lo más posible. Caminar es un must durante el embarazo. Es una actividad física moderada que gentilmente masajea y estimula el cuerpo del bebé en el útero. Está actividad estimula los nervios de tu hijo y activa su cerebro. Por otro lado, caminar activará tu sistema linfático circulatorio. Camina al menos media hora diario, esto te ayudará durante el embarazo y el parto y te permitirá dormir de forma más profunda.
Cuando puedas, haz caminatas en la naturaleza, que es algo que te elevará como futura madre y te regresará a tu centro. Camina sintiendo tus pies. El estar cerca de lo verde y natural te permitirá recargar energía y tener una unión con la madre naturaleza y su belleza.

Imagen: fivepointsyoga.com

Add a Comment