Resquedad vaginal


La resequedad vaginal se origina por una gran variedad de factores partiendo del hecho tan simple de no consumir diariamente la cantidad adecuada de agua durante el día. Otro determinante es el ambiente de hormonas presente en el momento: estrógenos (femeninas) y andrógenos (masculinas producidas por la mujer también) o progesterona así como la salud del los vasos sanguíneos que irrigan los genitales. La lubricación vaginal depende de que se congestionen esos vasos y escape de ellos parte del líquido que llevan; es parecido a lo que sucede con la sudoración pero específicamente en la vagina, ante el estímulo sexual (táctil, visual, imaginario o que se esté recordando).

• La disminución de los estrógenos depende de la disminución de la actividad de los ovarios, que se presenta alrededor de los 40 años y culmina con la menopausia.

• Sin embargo, también es posible que la resequedad sea debida a una infección vaginal (por ejemplo la de cándida), por lo que conviene siempre descartar esa probabilidad.

• Pocas veces, la molestia puede ser causada por la acumulación de stress, capaz de alterar el equilibrio hormonal, o bien deberse al uso de medicamentos tales como diuréticos, antigripales, antidiarreicos y algunos anticonceptivos. Prácticamente entodos los países pueden conseguirse sin receta médica lubricantes y humectantes vaginales.

Add a Comment