Revive tus pies adoloridos


Si los tienes hechos pomada, dales el descanso que merecen. Checa estas opciones de recuperación.

¿Quiénes son los que llevan la “carga” más pesada? Claro, ¡tus pies! Ellos son los que soportan todo el peso de tu cuerpo, además del baile, de los zapatos apretados y los tacones altos. Por ello, se merecen lo mejor.
Por dentro…

  • En ocasiones, el cansancio de nuestros piecitos es tal que nos cuesta mucho trabajo dormir, por ello te sugerimos que antes de irte a la cama tomes un vaso de leche tibia endulzada con miel, esto hará que duermas como bebé. Por otro lado, es conveniente que incluyas en tu dieta el ajo y el jengibre, ya que ambas plantas estimulan la circulación y disminuyen la viscosidad de la sangre (más vale prevenir la aparición de las dolorosas várices).

Por fuera…

  • Hierve un litro de agua con un puño de romero. Deja que enfríe un poco y aplica sobre tus pies compresas empapadas en esta solución.

Ponte en circulación…

  • Siéntate derecha y coloca una pequeña pelotita (de preferencia de ping pong) bajo la planta de tu pie. Trata de moverla suavemente de adelante hacia atrás varias veces. Repítelo con el otro pie. Esto, aparte de descansar tus pies, contribuirá a mejorar la circulación.

Add a Comment