¿Roja por el sol?


pielroja

Nada mejor que la lechuga para regenerar la piel enrojecida por el sol, checa qué tienes que hacer:

Consigue:

  • De 8 a 10 hojas de lucha
  • 1/2 litro de agua mineral
  • 1 cucharada de miel

Prepara:

  • Parte en trocitos las hojas de lechuga, con todo y sus tallos, y ponlas a hervir durante tres minutos y medio en el agua mineral.
  • Luego filtra el líquido y agrega una cucharada de miel.
  • Revuelve hasta formar una pasta y deja que se enfríe.

Usa:

  • Cuando ya está fría la mezcla te la aplicas en la zona enrojecida con ayuda de una gasa. Deja que actúe durante unos 15 minutos y retira con agua tibia. Verás que tu piel en un rato recupera su estado normal

Add a Comment