Ruborizate adecadamente segun el tipo de tu rostro.


Rostro redondo

Necesitas adelgazarlo. Para ello aplica un rubor con partículas brillantes en la manzana de tus mejillas, cuidando de no acercarlo mucho a la nariz. Esparce el producto sobre todo el hueso del pómulo hasta llegar al angular exterior del ojo.

Rostro largo

En este tipo de facciones lo ideal es extender el producto empezando en el hueso del pómulo hasta antes de alcanzar el área central de las orejas, de esta manera aminorarás el aspecto alargado.

Rostro ovalado

Para lograr un toque muy natural, sólo esparce con una brocha el producto sobre los pómulos, sin llegar a la raíz del cabello.

Rostro en forma de corazón

Es necesario extender la barbilla. Para eso aplica el blush únicamente en la parte baja de tu pómulo. También puedes usar un rubor con brillitos.

Rostro cuadrado

En este caso hay que suavizar la forma y darle una apariencia alargada. Sitúa tu brocha con blush en la parte baja del pómulo y extiéndela a lo largo del hueso, en dirección ascendente, difuminándola hasta llegar a la sien.

One Response

Add a Comment