¿Sabes qué es el Bodyjump?


Cada vez más, las actividades deportivas en los gimnasios intentan buscar la diversión para quienes lo practican. Y es que no hay duda de que cuesta menos ponerse a hacer ejercicio cuando éste se vincula con una actividad de ocio. Una de las últimas muestras es el Bodyjump, un programa de entrenamiento para el acondicionamiento cardiovascular en el que el protagonista es un minitrampolín que se utiliza para realizar los ejercicios.
Tiene unas coreografías motivadoras y de fácil ejecución que se presenta con la mejor música posible. Además, en los entrenamientos se expresan emociones y sensaciones que otros programas no pueden expresar. Con ello se consigue que los clientes formen un equipo.

Se produce un gran gasto calórico. Mejora la coordinación, el equilibrio y la postura. Las articulaciones quedan aseguradas ya que el minitrampolín absorbe el 90% del impacto. Aumenta la circulación y , con ello, el retorno sanguíneo, con lo que ayuda a combatir la celulitis. El efecto rebote que provoca el minitrampolín tiene altos beneficios sobre el sistema linfático. El entrenamiento mejora de forma general el sistema cardiovascular

El gasto calórico que se produce en una sesión es inmejorable ya que los movimientos que componen el programa hace que intervengan grandes cantidades de masa muscular. En los 55 minutos de duración de la clase se podrían quemar hasta 700 Kcal, dependiendo de la persona. Además, al ser una actividad en la que los miembros inferiores son sometidos a una gran tensión muscular, además del efecto rebote que provoca el mini trampolín, el retorno sanguíneo es muy fuerte llegando así con más énfasis a las zonas más comprometidas de la mujer, que son glúteos y las caderas.

  • ¿Para quién? La clase va dirigida a todas las personas: hombres mujeres, adultos jóvenes, mayores, cada uno participa aplicando el nivel de fuerza sobre el trampolín que ellos consideren y para el que estén capacitados.
  • ¿Hay que tener cierta habilidad? Es bastante sencillo, requiere un par de sesiones de adaptación al trampolín y cuando se va cogiendo confianza la libertad de movimiento es total.
  • ¿Qué partes de nuestro cuerpo salen más beneficiadas con su práctica? Sobre todo el tren inferior: piernas, gemelos y glúteos y, como trabajo paralelo, la zona media: abdomen y zona lumbar.
  • ¿Son clases colectivas? Sí, son sesiones de 50 minutos dirigidas por un instructor que se realiza en grupo, vinculando cada movimiento a la música y ritmos marcados.
  • Tres razones que nos animen a practicarlo. Diversión, novedad y gran quema de calorías.

Add a Comment