Senos firmes, ¿Como lograrlo?


senos.jpg Llega determinadas edades en las que quitarse el sujetador supone el reconocimiento de que la fuerza de la gravedad ha actuado malvadamente sobre tus senos, y éstos, que antes estaban firmes ahora descansan sobre tus costillas. Es cierto que la forma y el tamaño importa, pero lo que en realidad llama la atención del pecho es su firmeza. Si quieres volver a lucir camisetas sin sujetador sin ningún tipo de complejo y que todo el mundo hable de tu escote, ponte manos a la obra y…¡a sudar!

Los senos, símbolos femeninos por excelencia, están compuestos de tejido glandular y graso, situados por encima del músculo pectoral. Únicamente están sostenidos por la piel, por lo que el paso de los años, los cambios bruscos de peso y los embarazos son motivos suficientes para que el pecho se caiga.

Las glándulas no pueden trabajarse para darlas firmeza y dureza, por eso, para mantener el pecho en su sitio lo que se trabajarán serán los músculos pectorales, que ayudan a su sostén y te harán lucir un escote más bonito.

Hay que tener cuidado con el trabajo aeróbico cuya misión es quemar las grasas acumuladas en el cuerpo y en el pecho hay mucha. Así, que si no quieres parecerte a una tabla no abuses de los ejercicios que más te hacen sudar.

Hay que tener mucho cuidado con los ejercicios de alto impacto como el step, ya que pueden ser muy perjudiciales para los senos. Por eso, no te olvides de ponerte un sujetador deportivo que evite que tus pechos acaben cayéndose por tanto movimiento.

2 Comments

Add a Comment