¿Senos imperfectos?


¿Te sientes un freak porque crees que tus bubis son imperfectas? ¡No te azotes! Descubre cómo en realidad lo que crees que no es normal, es más normal de lo que pensabas

Existen muchos “defectitos” en nuestros senos que nosotras vemos como errores de la naturaleza porque las chavas que ves en las revistas, en la tele o en películas tienen un busto -según tú- “perfecto”, eso no quiere decir que estés deforme o seas un fenómeno. Lo que sí, es que debes checar lo que es normal y lo que puede convertirse en un problema.

“Tengo vello en mis senos”

Te impactará saber que es perfectamente normal que tengas vellos alrededor de los pezones y no debe preocuparte. Si te molestan demasiado, puedes depilarlos con mucho cuidado con unas pinzas, evita usar depiladores químicos, decolorantes o cera, porque esta área es muy delicada.

“Mis pezones están sumidos”

No hay nada de malo, de hecho, una de cada 10 mujeres tiene pezones invertidos. Pero ojo, debes estar pendiente por si tus pezones se invierten de repente, o si los tienes invertidos y se paran; en cualquier caso, debes acudir con tu ginecólogo.

“Tengo granitos”

Lo que parecen granitos alrededor de la aureola, son en realidad pequeñas glándulas que en un momento dado, se pueden enrojecer o irritar. En ese caso, acude a tu dermatólogo para que él determine el tratamiento y no te rasques, porque te podrías dejar cicatrices.

“Uno de mis senos es más grande que el otro”

También es normal. Si sientes que ningún brasier te queda o que todo mundo nota la diferencia, utiliza un bra con relleno y quita el cojín del seno más grande.

“Me salieron estrías”

Las estrías son marcas que quedan en la piel cuando ésta se estira, por ejemplo cuando das el “estirón” o por cambios muy drásticos de peso. No existen cremas milagrosas que las hagan desaparecer, pero puedes preguntarle a tu dermatólogo si existe algún tratamiento. De ahí en fuera, sólo puedes ser muy paciente, pues con el tiempo se van haciendo menos notorias. Asegúrate de mantener tu piel perfectamente humectada para prevenir que se vuelvan a formar.

One Response

Add a Comment