¿Siempre de mal humor? Se Feliz!


mujerfeliz

¿Andas toda bajoneada y gruñendo por los rincones? Es hora de cambiar esa actitud y empezar a  ser feliz. Aquí te damos 10 formas de lograrlo:

  • Disfruta el momento: Goza el presente y saborea cada momento de tu vida.
  • Toma el control: Organízate, toma las riendas de tu tiempo, de ti misma. Mientras menos dejes en manos de los demás, mayor será tu satisfacción de sentirte independiente.

  • Reprograma tu cerebro: Es hora de que empieces a pensar positivo. Te sorprenderás de cómo se te aliviana la vida una vez que empieces a verle el lado bueno a todo lo que haces.
  • Todo lo que necesitas es amor: Está padre que tengas mil actividades, pero también guarda un huequito en tu agenda para dejarte consentir, nunca está de más un abrazo o apapacho de tu mami, tus amigas o de tu galán.
  • Actúa como si te sintieras feliz: Aunque tal vez no te sientas precisamente alegre, actúa como si lo estuvieras. Recuerda que una sonrisa puede provocar que tu cerebro se la crea.
  • No te quedes echada en el sillón: ¡Sal, muévete! Nadie disfruta de la vida viéndola pasar… Hay muchas actividades interesantes que no requieren ni dinero ni un gran esfuerzo para divertirte en grande.
  • Actívate: Sí, sabemos que te da flojera, pero el ejercicio es una súper actividad que te permite divertirte; además, te ayuda a mantenerte en forma. Al hacer ejercicio, tu cuerpo libera endorfinas que te darán una sensación de bienestar ¡maravillosa.
  • Descansa: Recuerda que tu cuerpo también necesita reponer energías y, para eso, no hay nada mejor que un buen sueñito reparador. Unas ocho horas de sueño te ayudarán a cargar pilas.
  • No descuides a los demás: Sal con tus amigas de vez en cuando o acompaña a tu mami al súper de vez en cuando; platica, interésate genuinamente por sus cosas. Un persona feliz mantiene un contacto estrecho con la gente que es importante en su vida.
  • Alimenta tu alma: No descuides tu interior, y para ello puedes practicar la meditación o simplemente leer un libro. Siempre es bueno darte un break para concentrarte en ti y escuchar tu vocecita interna.

Y lo más importante: Aprende cada experiencia y no te tomes la vida tan en serio y, sobre todo, sonríe y ¡sé feliz!

No Responses

Add a Comment