¿Sientes que nadie te quiere?


Eso de sentirse rechazada es algo que a todas nos ha pasado, pero ¡tiene remedio!, siempre y cuando tú quieras aplicarlo…

Si ya no quieres sentirte como el patito feo, sigue estas sencillas reglas:

Lo que sí debes hacer

  • Sonríe: Una sonrisa siempre te va a abrir puertas hasta en los ambientes más pesados; adóptala como parte de tu estilo para saludar, para despedirte, para contestar cuando te hablen, ¡para todo!
  • optimista: Una chava optimista ve las cosas del tamaño que realmente son. Si en un lugar o con determinada gente te sientes rechazada, no tienes que pensar que así te vas a sentir en todos lados ni entre todos los mortales, ¡ánimo!
  • Pule esos modales; ¿Tú aceptarías entre tus amistades a un troglodita? ¿A un encajoso? ¿A una chava malagradecida o desatenta? Los chavos y las chavas considerados donde sea son bienvenidos y tú puedes ser parte de ese equipo, ¿por qué no?
  • Quiérete No te dejes influir por lo que los demás te digan; si los demás te rechazan, no te rechaces tú misma. Si tú no eres tu propia amiga, ¿quién lo va a ser?

Lo que no debes hacer

  • Creerte cucaracha: No se trata de que te eches la culpa de todo. Entiende que la gente no sabe cómo eres realmente y que igual y se está dejando llevar por una primera impresión errónea.
  • Refugiarte con otros “rechazados”: No porque alguien o algunos no te acepten, vayas a querer instalarte entre chavos que te pueden meter en broncas.
  • Querer ser la monedita de oro: Esto no es posible, así que hazte a la idea de que siempre habrá gente a la que no le latas y otra a la que le vas a encantar.
  • Volverte ostra: Si sientes que no encajas con cierta persona, no te “divorcies” del mundo entero; lánzate a buscar otra con la que tengas cosas en común.

One Response

Add a Comment