Síndrome Posvacacional


descanso.jpgEl síndrome posvacacional suena como una de esas enfermedades raras de la modernidad. Pero no es más que una serie de manifestaciones que se presentan ante la necesidad ineludible de volver a la rutina de todos los días; readaptarse al trabajo o a la escuela después de haber tenido, como única “obligación”, pasarla bien.

La inadaptación a los deberes de cada cual se puede reflejar en el rechazo o la desidia con la que se acometen las tareas y, en casos más agudos, si éstas son particularmente estresantes, en irritabilidad, tristeza, apatía, ansiedad, insomnio, dolores musculares y hasta trastornos estomacales.

De regreso a la realidad

El desajuste de horarios es la principal causa del síndrome posvacacional, seguida del cambio en el ritmo diario, el regreso a la tensión propia de la vida actual y el brusco rompimiento de la tranquilidad y el relajado desorden vacacional. Entre más prolongados sea los días de descanso, más agudos serán los malestares al estar “de regreso en la realidad”.

¿Padecen el síndrome?

Estos son los síntomas o alteraciones más frecuentes:

-Debilidad generalizada, con dolores musculares, fatiga ante esfuerzos menores y pérdida de apetito.

-Dificultad para dormir por la noche y somnolencia a lo largo del día.

One Response

Add a Comment