Síntomas, Tratamientos y Medidas Preventivas.


Participan casi todos lo órganos y funciones del cuerpo, incluidos cerebro, nervios, corazón, flujo de sangre, nivel hormonal, digestión y función muscular.
El estrés produce cambios químicos en el cuerpo. Las hormonas inician una reacción en cadena en el organismo: el corazón late más rápido y la presión arterial sube. La sangre es desviada de los intestinos a los músculos para huir del peligro y la insulina aumenta para que el cuerpo metabolice más energía.

A la larga mermarán la salud, llevando, en casos extremos, al paro cardiaco. Demasiado estrés puede provocar enfermedades cardiovasculares, artritis reumatoide, migrañas, calvicie, asma, tics nerviosos, sarpullidos, impotencia, irregularidades en la menstruación, colitis, diabetes y dolores de espalda.

Síntomas:

  • Dolor de cabeza
  • Insomnio.
  • Indigestión
  • Sarpullidos
  • Disfunción sexual
  • Nerviosismo
  • Diarrea o estreñimiento
  • Vómitos y palpitaciones.

Tratamientos:

  • Psicoterapia.
  • Clínica de manejo del estrés biofeedback.
  • Tranquilizantes, antidepresivos o betabloqueadores, como medida a corto plazo.
  • Una dieta plena de vitaminas y minerales contribuye a tener una mejor respuesta ante los estresores.
  • La práctica regular de ejercicio y de técnicas de relajación, como yoga o meditación.

Medidas preventivas:

  • Reconocerse a uno mismo.
  • No ser demasiado exigente.
  • Cuidar la alimentación.
  • Moderar el consumo de tabaco, café y alcohol, pues lo potencian.
  • Hacer ejercicio.
  • Aprender a contar lo que le pasa.
  • Practicar el optimismo.
  • Aprender a decir “no”.
  • Ira terapia emocional.
  • Controlar el mal carácter.
  • No posponer las cosas.
  • Dejar de sentirse culpable.
  • No guardar rencores.
  • No vivir para hacer infeliz a otros.
  • Ser fiel a sus sueños.
  • Divertirse más y trabajar menos.
  • No pensar tanto en el dinero y vivir feliz.
  • Sólo hay una oportunidad.
  • Acercarse a ser lo que soñó de niño.

Add a Comment