Sobrevive a los excesos


Que las reuniones te dejen sólo buenos recuerdos y no unos kilitos de más. Si quieres estar en forma y sin excesos, sigue estos tips:

  • No te saltes ninguna comida durante el día; incluso, antes de la cena de fin de año o de alguna reunión, haz una colación extra –una fruta, una barra de cereal o yogurt–, de esta forma llegarás con menos hambre y las posibilidades de devorar todo lo que te encuentres en la mesa se reducirán.
  • Toma mucha agua antes, durante y después de cada celebración. Esto te ayudará a limpiar tu organismo y a calmar la sensación de hambre.
  • Planifica lo que vas a comer y a beber para evitar opciones rápidas de último momento (aquellas que, casualmente, son las más engordadoras).
  • Date un gusto (o varios) en cada reunión, pues toma en cuenta que la restricción es la que termina generando más deseo, lo que puede desembocar en un gran atracón.
  • Evita pasar demasiado tiempo frente a las tentaciones, mejor concéntrate en bailar o platicar con tus cuates o tu familia.

  • No pienses que debes acabarte todo lo que te ofrecen, especialmente si son muchas opciones, mejor selecciona las que más se te antojen y siempre procura equilibrar; por ejemplo: elige una porción de carne magra (pavo o pollo) acompañada de ensalada de verduras fresca, y de postre frutas, helado o mousse en porción pequeña o mediana.
  • Controla el tamaño de la porción. Evita servirte más de una vez, disfruta lo que estás comiendo y hazlo lentamente. Enfócate al placer que te produce el estar reunida con la gente que más quieres o que no ves con tanta frecuencia, que a la comida en sí.

Add a Comment