Soluciones a los problemas más comunes de los pies.


  • Si sientes los pies ardientes:
    Es una buena opción disfrutar de un pediluvio que alivie la congestión y refresque los pies, aplicando después una crema con algún agente refrescante como el mentol.
  • Si sufres de pies secos y ásperos.
    Ante todo, debes ser constante en tres pasos diarios: limar, exfoliar e hidratar, para evitar el engrosamiento del estrato córneo. Usa una lima específica para las zonas más gruesas, una exfoliante para todo el conjunto del pie y una crema que, a ser posible, debes aplicar tanto por la mañana como por la noche.
  • Si tienes durezas.
    No intentes eliminarlas de la noche a la mañana. Es conveniente acudir a un podólogo que elimine la piel muerta sin dañar el tejido sano. Posteriormente, es importante mantener un cuidado continuo de estas zonas para evitar que se vuelvan a formar.
  • Si notas los pies hinchados
    Sumérgelos en un baño de agua fría con sal o, aún mejor, alterna baños de agua fría y caliente para reactivar la circulación. Extiende un producto refrescante y pon los pies en alto (a una altura superior a la del corazón) para mejorar el riego sanguíneo.

Add a Comment