Spa casero


1. Actívate: Usa un cepillo corporal para cepillar en seco tu cuerpo antes de la ducha. Pondrás a trabajar la circulación como lo hacen un masaje a dos manos.

2. Ingredientes Sensoriales: El uso de esencias -como en la aromaterapia- son herramientas imprescindibles en todos los spas. Usa productos exfoliantes o limpiadores con aceites esenciales.

3. Líquido o barra: Un limpiador líquido te dará mejores resultados, tiene aromas muy finos y agentes hidratantes.

4. Ducha fría: No uses agua caliente porque puede irritar o sensibilizar tu piel. Mejor úsala fría. Ayuda a tonificar tu piel y cierra los poros.

5. Por más de 12 horas: Aplica tu hidratante sobre la piel ligeramente húmeda para que lo puedas aprovechar al cien por ciento. La hidratación será prolongada.

Add a Comment