Subo de peso en el trabajo


¿Cuantas veces has culpado a tu trabajo por subir de peso? Si tu trabajo es pasar mucho tiempo sentado frente a un escritorio es muy probable que esto te este ocurriendo a ti.

Muchas personas tienden a subir de peso cuando ingresan al mundo laboral  y no es de extrañar, verdad? Mira cuántas horas pasamos, prácticamente inmóvil, sentadas detrás de nuestros escritorios todo el día sin apenas movernos, excepto para ir al baño o para preparar una bebida.

Perder peso y mantenerse en forma se trata de ser activos durante el día, y sentado detrás de un escritorio no ayuda en lo más mínimo a nadie, esto no solo es a causa de no hacer ejercicio, sino también por la falta de una alimentación sana y las ganas de consumir alimento cuando estamos sentados.

A continuación te traemos una lista de malos hábitos que debes dejar de hacer para evitar la subida de peso:

Comer en tu escritorio: Este es un muy mal hábito que debes dejar de hacer! Cuando comes cuando estas en tu escritorio mientras trabajas, no somos conscientes, cuando comes mientras trabajas no eres conscientes de lo que en realidad estas consumiendo ya que tu atención se desvía a tu trabajo. Sin darte cuenta, tu podrías estar consumiendo más de lo que realmente querías sin darte cuenta, de ahí el aumento de peso.

No tomar suficiente agua: Cuando el cuerpo carece de agua, las señales se confunden a menudo con la sensación de hambre, y cuando confundimos las señales de hambre, tendemos a comer a pesar de que no es lo que nuestro cuerpo quiere, que es en realidad el deseo. Bebe mucha agua durante todo el día para asegurarte de no comer en exceso.

evitar engordar en el trabajo
No Comer cuando se está estresado:Comer con estrés es el peor tipo de alimentación que puedes hacer. Para reducir al mínimo las posibilidades de que esto ocurra, evite mantener la comida chatarra y bocadillos no saludables en tu cajón o en tu escritorio.

No comer cuando sus compañeros de trabajo estén comiendo: Decir: “Hey que se ve bien, puedo tener un poco?” La tentación de “picar” cuando vea a su compañero a tu lado feliz masticando algo puede hacer que caigas en al tentación de comer cuando no lo necesita tu cuerpo. Si realmente crees que puedas caer en la tentación y te molesta mucho, levantate y tomar un respiro de cinco minutos a fin de evitar no caer en la tentación de comer.
Saltarse el desayuno: Y no sólo porque el desayuno es la comida más importante del día, sino también porque cuando se salta el desayuno hay una mayor tendencia de comer más durante el almuerzo o ceder a la tentación de picar antes de comer.

No moverse: Sabemos que estas sentada detrás de tu escritorio todo el día, pero eso no significa que tienes que estar sentada como estatua todo el día. Estirar, moverse, levantarte regularmente  para caminar y estirar los músculos. Evita estar sentada sin hacer nada la mayor parte del tiempo.

Add a Comment