Tai Chi


El Tai Chi es una práctica china por excelencia para estar en forma. Es una antigua forma de ejercicio se practica principalmente la coordinación y el control del equilibrio mediante giros suaves y armónicos que pueden simular a los movimientos de algunos animales.

Los beneficios del Tai Chi mejoran su equilibrio y, a la vez, corrigen errores posturales. El Tai Chi consiste en una serie continuada e ininterrumpida de movimientos muy suaves y armoniosos, que han de hacerse siguiendo una sucesión de gestos lentos ya predeterminados. Aunque por su ritmo pausado y tranquilo pueda parecer sólo indicado para personas mayores, esta práctica es cada vez más popular entre los más jóvenes, especialmente las mujeres.

Ventajas de Tai Chi
Pese a la suavidad de sus movimientos, el Tai Chi es una disciplina que te ayudará a conseguir una figura armoniosa y equilibrio interior. Al realizarse los movimientos con las piernas ligeramente flexionadas, ayuda a mantener su tono muscular. Además, contribuye a preservar la flexibilidad de las articulaciones sin forzarlas pero, sobre todo, estimula el sistema nervioso central y controla la presión arterial. Incluso se ha llegado a demostrar que su práctica puede ser beneficiosa para los pacientes con problemas como la osteoporosis, pues su práctica ayuda a mantener o mejorar la masa ósea y, en general, también lo es en las personas mayores de 65 años para evitar las caídas.

Poderoso antiestrés. Pero aún hay más. Considerado por muchos como una especie de “meditación en movimiento”, el Tai Chi es un poderoso arma para combatir el estrés y poner un poco de paz en el frenesí diario, ya que además exige controlar la respiración y entrar en un estado de relajación mental. La práctica ideal es de 20 minutos diarios, a ser posible al levantarse, y al aire libre, ya que conviene practicarlo en un espacio abierto, vestido con ropa suelta y cómoda y descalzo.

Add a Comment