¿Te gusta la lencería sensual?


lenceria-fina.jpg El famoso Wonderbra alivió complejos y evitó cirugías plásticas, pero además ahora hay almohadillas de espuma o silicona líquida, prendas sin costuras que no se notan con la ropa, e incluso lencería invisible que realza tus formas.

Hay para todas, con el mismo estilo con que te vistes por fuera puedes hacerlo con la ropa interior.

Romántica: Usá corpiños, bikinis y tangas con vistosas flores, encajes, bordados, y en géneros delicados y en tonos suaves.

Innovadora: Seguí la pista de las pasarelas y usá los estampados camuflados, los cortes masculinos y los símbolos militares.

Sofisticada: Podés encontrar lencería de alta costura en tules bordados, sedas, diseños exquisitos que se pegan a la piel.

Sport-chic: El diseño se convierte en comodidad y el algodón es el tejido perfecto. Divertidos estampados con letras, rayas, flores hawaianas, mosaicos de parches, motivos geométricos, frutas, mensajes sugerentes o insinuantes besos.

La tanga: Esta diminuta prenda íntima que cubre poco por delante y descubre mucho por detrás es la protagonista de la lencería femenina. Es es la más demandada y cautiva porque pasa inadvertida bajo cualquier prenda ajustada. Existen sin costuras y con elásticos anchos para evitar que te marque imperfecciones.

Tejidos ecológicos e inteligentes: Una novedad es que pronto saldrá al mercado la ropa interior que además de ser sensual y cómoda, cuida el medio ambiente e hidrata la piel. Prendas de tejidos naturales como soya, cannabis y otras plantas, y textiles con los efectos hidratantes del aloe vera, que se activan con el calor corporal.

Add a Comment