Termina con tu relación definitivamente.


conflictos-de-pareja1.jpgCuando la situación con tu pareja tiene más momentos amargos que melosos, entonces parece que es momento de replantear la situación actual para tomar la mejor decisión sobre seguir o no con la relación.

Iniciar una relación siempre es emocionante porque todo, dentro del proceso de enamoramiento, es agradable; él es comprensible y se desvive por tener atenciones hacia ti. Ambos tal vez sean un poco complacientes.

Pero con el tiempo todo va pasando y descubres que poco a poco muchas actitudes románticas van desapareciendo y que los días se han llenado de sufrimiento, quizá terminar esa relación es la mejor opción. Puede ser una decisión desagradable y poco sencilla porque tal vez uno o incluso los dos se resistan a la idea, o tal vez se mantengan con la convicción de que algo o alguien cambiará para que todo vuelva a ser como antes, pero muy pocas veces pasa.

TOMAR LA DECISIÓN

  • Piensa todo eso que no te gusta de la relación, piensa si realmente vale la pena vivir sin sabores, disfrutando poco. Es importante que sepas, por lo menos, que es lo que quieres en la vida amorosa, por ejemplo buenos tratos, convivencia sana, respeto mutuo y cosas por el estilo. Si la relación no cubre las necesidades que buscas, entonces no hay nada que debas y puedas hacer, porque esos valores son algo que existen y se crean a lo largo de una convivencia constante. Si en cambio, el paso del tiempo los ha transformado en maltratos, mala comunicación o falta de respeto, lamento decirte que no hay algo que puedas hacer contra eso.
  • Es importante que tomes la decisión lo más pronto posible (aunque duela mucho). Recuerda que es mejor terminar de tajo lo que nos hace daño y no alargar tanto el proceso; vaya, es mejor que duela un poquito a pasar por una eterna calle de amarguras.
  • Asume la responsabilidad, apesar de que seas tú la que haya tomado la decisión, eso no significa que el proceso sea fácil. Mantente en el camino. Tomar la decisión y después arrepentirte puede ser una manera de perderle seriedad a lo que haces. Debes ser fuerte y, aunque duela, no permitas que el sentimiento de soledad o nostalgia te lleven a arrepentirte de valiente decisión que haz tomado al separarte. Piensa que la vida te está esperando con muchas sorpresas y alegrías, a las que no podrías acceder si te mantienes en un caparazón que ni siquiera te gusta. La vida te recompesará por ser fuerte y decidida, seguro también llegarán aventuras amorosas, de las que no podrías disfrutar si estás con esta relación a medias tintas.
  • Siéntete orgullosa, la vida es maravillosa y siempre guarda sorpresas para quien tiene el coraje de afrontar las situaciones difíciles y para quien tiene el valor y sensibilidad de disfrutar los detalles y cosas sencillas; es muy sabia porque nos pone situaciones de prueba en el camino todo el tiempo. A lo mejor, el hecho de que estés en una situación complicada en este momento es una manera de querer probar tu fuerza de voluntad y tu sentido de la vida. Yo creo firmemente que muchas de las cosas que vivimos tienen un motivo de ser, si pasas una prueba como ésta seguramente llegarás a otra relación que tenga equlibradas las carencias vividas, como más momentos felices, actividades y sueños compartidos, comprensión, respeto e interés por el otro. Y para llegar a ello es necesario pasar la prueba y demostrarte a ti misma que la fortaleza que requieres para iniciar una vida nueva se encuentra en tu interior (aunque también será importante evaluar tus patrones de comportamiento, pues si tú no ofreces lo que quieres recibir, entonces ese es un factor del por qué vives lo que no te gusta).

conflictos-de-pareja.jpg

Las relaciones, como todo, son experiencias propias de la vida, vívelas hasta el punto que las puedas disfrutar y te sientas a gusto, en el momento que sientas que lo bello de un noviazgo se transforma en algo que no te gusta, ese es el mejor momento de arreglarlo si crees que vale la pena hacerlo (si los factores se prestan para hacerlo), pero también puede ser que convenga más dar las gracias y retirarte.

No tengas miedo de tomar la decisión, la vida está compuesta por situaciones que todo el tiempo empiezan y terminan, es el ciclo natural de la vida. Así que cuando una relación termine, muy probablemente una nueva este por comenzar, y si por el momento no es con alguien más, entonces será un excelente momento para disfrutar cosas con la única persona que te tendrá paciencia y te acompañará a todos lados incondicionalmente: tú. Estar sola por un rato, será una excelente manera de disfrutar las cosas de la vida sin sentir dependencia de alguien más. Las experiencias nuevas no sucederán hasta que no tomes de una vez por todas la decisión de que tu vida tiene que seguir su curso sin necesidad de estar acompañada.

One Response

Add a Comment