Tips para poner tu oficina en casa.


oficina.jpg

En estos tiempos el trabajo en casa se ha convertido en una opción para muchas personas. Lo cierto es que contar con un espacio en casa especialmente acondicionado para realizar tareas diferentes a las domésticas se ha vuelto cada vez más indispensable.

Te damos unos  tips para poner tu espacio de trabajo en el hogar.

  • Imagina tu oficina hogareña con toda libertad, parte de cuestionamientos básicos como dónde quieres que esté ubicada, qué muebles necesitarás para equiparla o cuánta privacidad requerirás para realizar tus tareas.
  • Una vez que hayas visualizado tu oficina, date tiempo para recorrer tu casa o departamento y explorar todos sus rincones, así podrás elegir el lugar más adecuado y que mejor se adapte a tus necesidades.
  • Hojea catálogos y revistas especializadas en el tema para tener ideas de cómo montar tu oficina. Aún si tomas la decisión de consultar a un arquitecto o decorador es más fácil cuando le mostramos en imágenes los detalles que queremos.
  • Piensa en los muebles, útiles y papelería que utilizarás cotidianamente en tu espacio de trabajo.Haz una lista de éstos y pon especial atención en los que serán indispensables y deberás tener a la mano siempre.
  • Planifica un espacio organizado con muebles que te sean prácticos (aunque sin descartar que se adapten a tu gusto personal). Hoy en día existe una gran variedad de opciones (escritorios, sillas, estantes, gabinetes para archivos, etcétera) y las principales marcas especializadas hasta tienen colecciones especiales para la categoría home-office.
  • Organiza dónde pondrás la computadora, el teléfono o fax. En ocasiones, y si está al alcance de tus necesidades y bolsillo, la compra de un equipo multifuncional (que en una sola unidad integra impresora, sea y hasta fotocopiadora) es una decisión ¡nteligente que te puede ahorrar dinero y espacio. Decide dónde pondrás cada mueble y objeto. Sitúalos de forma tal que su ubicación fluya a estilo de trabajo.
  • Crea “centros” para las tareas que realizas diariamente para mantenerte organizado. Por ejemplo quizá sea conveniente que todos los folletos, logos, formularios y papelería los tengas en un: lugar, o que dispongas de un “centro” particular despachar la correspondencia.
  • Guarda los pequeños ¡nsumos de oficina (gomas, plumas, papel, lápices, cinta adhesiva, clips, etcétera) en cajas o contenedores de plástico o cartón. Esto te ayudará a mantener el orden.
  • Personaliza tu oficina en el hogar con detalles y colores alegres (los neutros y suaves son tan recomendables), fotos familiares, velas aromáticas. Plantas o cuadros en las paredes. Incluso, alimenta tu espíritu emprendedor con carteles de pensamientos retadores colocados estratégicamente en algún estante. Estos pequeños detalles rara diferencia en tu espacio.

Add a Comment