Todo lo que debs saber si tu boda es en invierno.


Diciembre, enero, febrero… meses blancos y ¡muy fríos! Si tu fecha de boda se aproxima, es posible que aún estés pensando cómo afrontar los numerosos y ‘frioleros’ inconvenientes que pueden darse en una ceremonia invernal: invitados ‘congelados’, temperaturas bajo mínimos, viento, lluvia, nieve… ¿Quieres saber cómo convertirte en ‘La Reina de las Nieves’ por un día? Te damos algunas ideas para que el ‘día B’ sea lo más cálido posible.

  • Ya sea con escote palabra de honor, tirantes o espalda al descubierto, tu vestido debe ser siempre el que tú elijas, independientemente de la temperatura. Los mejores aliados para combatir el frío: los complementos. Estolas de piel de armiño, boleros con plumas, capas de lana, pashminas… Todo un lujo con el que dar un toque ‘made in Hollywood’ a tu look de novia, sin dejar de estar calentita.
  • Aunque no cedas en el diseño de tu vestido, aprovéchate de las rebajas de la ‘temporada baja’, y cerciórate de que en el taller lo confeccionen con los mejores tejidos para combatir las temperaturas ‘bajo cero’: combinando encaje con sedas, lanas y piel, lograrás esquivar al frió sin perder un ápice de glamour.
  • Las piezas desmontables son otra opción muy de moda entre las novias, no sólo para jugar con dos looks (el de la Iglesia y el banquete, casi siempre mas cómodo), si no para disponer de una versión ‘extra cálida’ entre la ceremonia y el convite.
  • Las románticas antorchas y velas son clave a la hora de darle un toque de calidez a tu gran día: en el jardín, en la entrada a Iglesia, en los centros de mesa, en las fotos… Las velas darán ese toque de luz que a veces falta en los días más grises del invierno.
  • Para entrar en calor, nada mejor que un buen banquete, plagado de platos cálidos y deliciosos: una crema de setas y trufas para abrir boca, solomillo de ternera o pato al horno como plato principal, y una delicada selección de licores y cafés.
  • Aunque en invierno es fundamental aprovechar al máximo las escasas horas de luz al día, no te arriesgues con los horarios: piensa que el mal tiempo puede ‘jugártela’ incluso cuando la predicción sea de lo más favorable, provocando retenciones de tráfico, atascos y toda suerte de inconvenientes difícil de controlar. ¡Dale margen a tus invitados para que lleguen a tiempo!

Add a Comment