Transforma tus jeans.


Desgastados, bajos de cintura, elásticos, de pernera ancha…hay unos jeans para cada ocasión pero siempre puedes darles un giro y transformarlos con un cinturón.

Los vaqueros se han convertido prácticamente en una prolongación de nuestro cuerpo, en el pantalón que llevamos a todas partes. Que más da ir arreglado o informal, depende de con qué complementos, zapatos y camisetas los combines puedes obtener sorprendentes resultados.

En concreto el cinturón es el complemento estrella para los jeans, sobretodo para los que son bajos de cintura ya que así no lo tapa la camiseta y se luce mucho más. Sin embargo con camisetas más largas puedes ponerlo por encima, sin pasar por las trabillas del pantalón, y también se verá.

Con un cinturón puedes definir el estilo que quieres adoptar. Por ejemplo, si quieres tener un aire hippie puedes decantarte por un cinturón de pedrería anudado a modo de pañuelo en la cintura. Los brillos son apropiados para la noche. Con el mismo tejano que te pusiste con tendencia hippie, puedes usarlo también para salir de fiesta intercambiando el anterior cinturón por uno de brillos plateados.

Las hebillas grandes están a la última y habitualmente las veremos en cinturones de piel trenzada de un solo tono o de varios colores. La anchura de los cinturones varía desde los extremadamente anchos, tipo fajín, hasta los más estrechos.

Ten en cuenta si quieres pasarlo o no por las trabillas del pantalón porqué si es demasiado amplio no te cabrá. Así de simple resulta cambiar de estilo del día a la noche, con un simple cinturón tu look puede pasar de lo más sport a lo más fashion.

One Response

Add a Comment