Trastornos femeninos: Vaginismo


En este caso, las mujeres —de forma involuntaria— ponen supertensos los músculos que rodean a la vagina cuando su pareja trata de penetrarlas, tanto que el coito se vuelve doloroso y a veces hasta imposible.

Este trastorno del vaginismo puede afectar a mujeres de cualquier edad y en cualquier etapa de su vida, pero se presenta con mayor frecuencia en las chicas que inician su vida sexual.

En la mayoría de los casos, se debe a algún problema psicológico, como: un temor inconsciente a la penetración; a una educación muy estricta; miedo a perder la virginidad; a un embarazo no deseado o al contagio de una ETS; recuerdos traumáticos relacionados con el sexo o a una estimulación inadecuada o poca estimulación por parte de la pareja.

Las técnicas de relajación muscular brindan una buena opción para tratar el vaginismo. La persona que lo padece tendrá que seguir una terapia de aprendizaje de relajación, y en algunos de los casos se llegan a usar dilatadores de goma o plástico de tamaño consecutivo; esto depende del origen del problema.

Add a Comment